Caí en el error de creerme lo que los demás querían oír

Caí.... me creí lo que los demás me decían para ellos sentirse mejor, porque, al fin y al cabo, tienen más miedo que yo. No son ellos los que han tenido que ser valientes ni realistas. Ellos querían creer que estaba curada para siempre y que no iba a tener que operarme de nuevo... Y yo me lo terminé creyendo.

Me lo dijo mi oncólogo, el que me ha salvado la vida, desde el primer día tras la operación... que tenían que hacerme una histerectomia y vaciarme por dentro. Pero como aún era joven y no había tenido hijos, esperaríamos un poco a ver como iba avanzando todo. Lo que yo olvidé fue que era temporal, que tarde o temprano había que quitarme el utero, matriz... que no podía arriesgarme. Que mi tipo de cancer es peligroso y agresivo. Que puede desplazarse por ahí y matarme.

Que ahora está dormido, pero que en cualquier momento puede hacer su entrada triunfal, la cual no deseo... quiero vivir....VIVIR.

Ya he asumido que no voy a tener hijos nacidos de mí, pero es ahora cuando me doy cuenta de verdad.

Sólo tengo miedo de que a pesar de operarme y perder una parte de nincuerpo...aún así este bicho me mate.

La verdad que es triste...me lo detectaron con 30 años y medio...ahora tengo 32, sigo siendo una niña. Y aunque todos me digan que me despreocupe, que la ciencia ha avanzado y hay otros medios para tener niños...sigue siendo algo realmente triste.

Sin embargo estoy muy muy orgullosoa de mí misma. La fuerza que he tenido, la sensatez y la madurez...esa madurez que me gustaría que hubieran tenido mis familiares, cuando me decían que “qué cancer ni qué cancer! Tu ya estás curada! Ya no tienes nada, no tienen que operarte más, déjate de der pesimista...” eso me lo creí.

Y fue entonces cuando dejé de der realista con mi situación y empecé a creer que todo estaba como antes del

Bicho. Así fue como me volví a hundir cuando mi oncólogo me dijo que había que operarme, que tenían que vaciarme entera...Lo bueno de mi forma de ser valiente es que de nuevo asumí la realidad (que ya conocía) y disfruto de mi vida, porque estoy viva y pienso seguir luchando aunque sea sin una parte mde mi cuerpo.

Lo que aún me entristece demasiado es preguntarme ¿por qué a mi?por no ser precavida una vez y por la negligencia de mi anterior ginecólogo? Lo podía haber evitado...ya fuera por mi parte como por parte del negligente...

Muy muy triste. No quiero morir y menos por un error del pasado.

dafnealia | Testimonio publicado el sábado, 13 de enero de 2018 22:09:53

imprimir

recomendar:FacebookTwitter

Comentarios

Este tema tiene 1 comentarios

Comentario
foto avatar
  • Anita | 14/01/2018 0:53:53
  • Dafne, acabo de leer tu testimonio y no he podido dejar de escribirte paraa decirte ¡qué grande eres! y que pena que hayas acabado creyéndote las "palmaditas en la espalda" no por culpa tuya, que quede claro, sino porque cuando una cosa a fuerza de repetírtela acabas creyéndotela y por muy fuerte que seas piensas, el mundo tiene razón y yo soy la que estoy equivocada. Eso hasta que te vuelves a dar de frente con la realidad. Mira yo no creo que te lo dijeran por mala fé sino que simplemente estaban tan aterrorizados de que te pase algo casi como tú. Como ex paciente y también como familia directa de enfermos de cancer te digo que SIEMPRE HAY QUE DECIR LA VERDAD AL PACIENTE por muy dura que esta sea, eso sí "adornándola" pero JAMÁS falseando esa realidad. Yo siempre quise estar al tanto de como estaba, sin embargo cuando le tocó a mi madre, que ya era muy mayor aunque con una cabeza y un físico envidiables, le mentí y le dije que ya estaba curada pensando como nos había dicho su oncóloga. Mira por donde la maldita enfermedad reapareció y tuvo que pasar sus últimos días en un centro de cuidados paliativos. Yo seguí negandóle que fuera por el cáncer aunque mi madre me lo preguntó directamente. La Dra. que allí le trató dijo que había que decírselo porque posiblemente ella quisiera arreglar algo o simplemente saberlo porque a ella se lo había preguntado. Así que ella misma se lo dijo y no pasó nada. Se preparó y recibió la Unción de los enfermos y cada día le subían la Comunión cuando ella no podía bajar al oratorio. Te suelto este "rollo" para que veas que es dificil muchas veces aceptar la realidad. Pero tú sabes cual es así que desde mi humilde opinión y basado en mi experiencia debes hablar con firmeza con toda las personas cercanas y decirles muy claramente que por favor dejen de ocultarte lo que tu ya sabes porque eso te hace pasarlo peor. Y que si no pueden ayudarte con palabras que mejor lo hagan con sus silencios y su cariño. No permitas otra actitud hacia tí que no sea la que tu quieres que tengan. Verás como todo cambia para bien. Y NO TE CULPES DE ERRORES DEL PASADO porque yo me tiré del orden de 7 años o más sin hacerme una revisión así cuando tenía tu edad y cuando me detectaron la enfermedad hacía mas de dos años que me revisaba puntualmente. Las enfermedades son así, no avisan sino no nos pillaría a nadie. Un abrazo muyyyyyyyyyyyyyyyyyy fuerte y ya sabes que por aquí "ando". Besitos.

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriorenero de 2018Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
25262728293031
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930311234

Web actualizada el 16 de enero del año 2018

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies