Testimonios de: mgomez97

Foto

Sin descripción

Más sobre mí >

Últimas entradas

 

Y aquí está mi familia, otra vez luchando contra la enfermedad.

Soy nuevo aquí en el foro, casi fruto de intentar encontrar algún alivio, algo que por ahora me del mínimo apoyo externo, porque con mi familia y amigos cercanos sé que contamos hasta el final, aunque parece que nunca es suficiente.

La lucha contra "el bichito", en mi caso me llega por parte tanto de mi padre como de mi madre, la cual es ahora de nuevo la protagonista.

Como consecuencia de mi edad, mi primer contacto con el cáncer no fue más que un "mamá está mala, hay que darle mucho cariño y mucho amor para que se ponga bien", tenía 8 años y bendita inocencia que de besos y achuchones le dí a mi madre sin pensar en nada más, que estaba mala, como quien tiene un resfriado. Tenía un tumor en el pecho derecho.

Como una auténtica luchadora que es, lo superó como una campeona, gracias a la quimioterapia y una mastectomía.

Hasta donde os puedo contar, pues como es comprensible no seguía el tratamiento, sé que le dieron el "alta" del tratamiento más bestia, y simplemente tendría que tomarse una pastilla diaria para evitar una nueva aparición del tumor durante los 2 años siguientes, mamá se había puesto buena.

Casi nos habíamos olvidado del tema, y a unos meses de poder acabar con "la pastilla" un nuevo tumor aparece en el otro pecho, ahora sí, ahora sé que es cancer. De nuevo vuelta a luchar, a tope como siempre, y con buenos resultados, no puedo parar de agradecer a toda mi familia su apoyo, e incluso lo bien que me lo pasaba jugando a las cartas con mi abuela, mi tía abuela (la cual antes de que yo naciera supero 1 cancer de mama) y mi tía jugando a las cartas cuando mi madre estaba en tratamiento de quimioterapia. Lo volvemos a superar con otra vez quimioterapia y mastectomía. Parece que ya por fin todo ha acabado.

Es muy probable que me bailen las fechas, pero esto sería en el periodo 2005-2007.

A partir de ahí vida normal como siempre habíamos podido mantener, no puedo estar más feliz y orgulloso de mi familia. Seguimos con nuestra vida, nuestros estudios y nuestros trabajos, viviendo cómodamente, sin lujos, pero sin carencias.

Llegamos a 2015, mi hermana en su último año de carrera, y yo recién acabado el bachillerato me marcho a Madrid a estudiar la carrera con la que siempre había soñado, vivo sin preocupaciones. Un puente de la Almudena, en noviembre, vuelvo a casa, me viene a buscar a la estación solamente mi hermana, vamos a casa y mi padre está en el sillón, más delgado. “¿Qué, cómo me ves?” ríe, y me cuentan todo. Un cáncer de esófago con metástasis en el hígado, con muchas ganas de luchar ante la incertidumbre de saber que pasará, pero ante todo pensando que lo íbamos a superar, como ya habíamos hecho. Con este pensamiento vuelvo a Madrid a seguir estudiando sin excesiva preocupación más allá de lo que supone saber que tienes a tu padre luchando y que no puedes estar con él. Vuelvo a casa con navidad y mi visita parece haberle hecho recuperar los ánimos que había perdido en los últimos días. Pasamos unas navidades relativamente normales, con molestias, pero con normalidad.

El día después de Reyes me dispongo a volver a Madrid a hacer los exámenes y a ir a un viaje que habíamos organizado en clase. Mi madre estaba trabajando y mi hermana no estaba en casa, cuando me voy a despedir me dice. “Te quiero mucho, no sabes lo orgulloso que estoy de ti” y yo le dije que “Cuando vuelva vas a ver cómo estás mucho mejor, te quiero”. Y fue la última vez que le ví en persona. En enero hablábamos por teléfono, porque no tuve tiempo de volver a casa antes del comienzo de las clases. El segundo día, el 2 de febrero de 2016, con 6 llamadas perdidas me salgo de clase y llamo a mi hermana. “Papá está muerto” Me quedé helado. Recogí mis cosas sin decir nada a casi nadie, volví a la residencia sin decir nada a nadie, no me salían las palabras en ese entorno relativamente “nuevo”, cogí el primer tren que me llevase a casa, solo hablé con una amiga la cual salió rápidamente de clase para ir a la estación a darme un abrazo que nunca olvidaré. El viaje más interminable de mi vida. Llegué a mi ciudad, todavía incrédulo. Lo peor había pasado.

Fueron unos meses duros y tristes, pero conseguimos volver a la normalidad dentro de lo que cabe. Llegando así hasta ayer mismo, cuando tras unos días de dolor de “ciática” decidimos llevar a mi madre a urgencias por unos fuertes dolores de cabeza que pensábamos que le estaba causando la medicación tan fuerte que le habían recetado. Un escáner nos ayuda a diagnosticar el mayor de mis temores. Un tumor en el cerebro con un poco de metástasis en los huesos, muy probablemente como consecuencia del cáncer de mama que había tenido, ahora mismo, está ingresada en la clínica hasta el sábado para tener tiempo en organizar una cita con la oncóloga sin que tenga molestias.

Ahora mismo estoy, y supongo que mi familia está igual, lleno de incertidumbre, sin saber que será de la mesa tan robusta que ha sido mi familia, que a pesar de que una de las patas se debilitase, ahí estaban las otras tres para apoyarse y mejorarse; a pesar de que una de las patas faltase ahí estaban las otras tres manteniendo la mesa fuerte y unida, pero ahora con otra pata debilitándose sin saber si la mesa se va a poder mantener en pie. No sé que será de mis estudios, el negocio familiar o lo que nos vendrá por delante, pero lo que si sé es que quiero estar con mi madre, dándola “mucho cariño y mucho amor para que se ponga bien” como cuando era pequeño para que se ponga bien y sobre todo que no sufra, que todos la queremos mucho.

No sé si esta historia puede servir para algo más que para intentar desahogarme, pero ahí queda, para el que le puede servir. Quered mucho a las personas que ya queréis y sobre todo a los que padecen esta realidad, que son los que más lo necesitan ahora.

Mucho ánimo

seguir leyendo >

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriorenero de 2018Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
25262728293031
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930311234

Web actualizada el 16 de enero del año 2018

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies