Elección del tratamiento 

Una vez que se ha confirmado el diagnóstico de cáncer de mama y se han realizado las pruebas necesarias para conocer en qué fase está la enfermedad, se debe determinar cuál es el tratamiento más adecuado para ti.

 

 

 

El especialista recomendará y explicará las posibilidades del tratamiento más adecuadas en cada caso, para que una vez que la paciente haya recibido la suficiente información pueda, junto con el médico, tomar una decisión.

El tratamiento del cáncer de mama, como ocurre en la mayoría de los tumores, es multidisciplinar. Distintas especialidades trabajan juntas para combinar terapias y ofrecer al paciente las mayores posibilidades de curación.

 

 

Protocolo o plan terapéutico 

En el tratamiento del cáncer de mama se sigue un protocolo, es decir un conjunto de normas y pautas (plan de tratamiento), establecidas en base a la experiencia científica que se tiene en el tratamiento de este tumor.

Estos protocolos, que se emplean de forma generalizada en todos los hospitales, recogen las indicaciones o limitaciones del tratamiento en función de los siguientes factores:

  • Edad del paciente.
  • Estado general.
  • Estado hormonal (premenopausia, menopausia).
  • Localización del tumor.
  • Fase o estadio en la que se encuentra la enfermedad (TNM).
  • Receptores hormonales del tumor. 
  • Grado de las células.
  • Positividad para algunos factores biológicos (por ejemplo Her2).

Probablemente, el médico también tendrá en cuenta si además del cáncer de mama, existen otras enfermedades importantes que puedan dificultar la realización de algún tratamiento específico. Por tanto, el tratamiento propuesto por el especialista no va a ser el mismo en todos los pacientes.

Los tratamientos más frecuentemente empleados en el cáncer de mama son la cirugía, la radioterapia, la quimioterapia y la hormonoterapia.

 

 

Definiciones de tipos de tratamiento 

Se utilizan diversas definiciones respecto al tratamiento:

  • Tratamiento Local: se refiere al tratamiento dirigido al tumor en su lugar de origen o en alguna localización determinada. La cirugía y la radioterapia son ejemplos de ello.
  • Tratamiento Sistémico: se refiere al tratamiento que afecta a todo el organismo. La quimioterapia y la hormonoterapia son tratamientos sistémicos.
  • Tratamiento Adyuvante: se llama así al tratamiento sistémico y/o local administrado tras el primer  tratamiento. El objetivo de este tratamiento es profiláctico, tanto a nivel sistémico como local, es decir, pretende reducir el riesgo de recidiva del cáncer de mama.
  • Tratamiento Neoadyuvante: consiste en administrar un tratamiento sistémico antes de un tratamiento local, con el objetivo de reducir el tamaño del tumor antes de la cirugía.

 

 

 

 

Graciela García (oncóloga radioterápica - asesora externa de la aecc) explica los tratamientos asociados al cáncer de mama (ver video)

 

¿Te has quedado con alguna duda? Llámanos. 900 100 036

En la AECC te escuchamos y te apoyamos.

Nuestro equipo de profesionales responderá a tus preguntas. 

Llámanos al Infocáncer 900 100 036, en cualquier momento en cualquier lugar o escríbenos nuestro consultorio on-line.

 

 

 

Contenido actualizado el 17 / 5 / 2017

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriormayo de 2017Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
24252627282930
1234567
891011121314
15161718192021
22232425262728
2930311234

Web actualizada el 25 de mayo del año 2017

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies