Radioterapia 

En este capítulo se describe en qué consiste la radioterapia, los tipos de radioterapia en el cáncer de mama y los efectos secundarios más frecuentes.

 

 

¿Qué es y para qué se utiliza? 

La radioterapia es la utilización de radiaciones ionizantes para el tratamiento, local o locorregional, de determinados tumores empleando rayos X de alta energía.

Su objetivo es destruir las células tumorales causando el menor daño posible a los tejidos sanos que rodean a dicho tumor. 

 

 

 

¿Cuándo se utiliza? 

La radioterapia se emplea generalmente tras la intervención quirúrgica "con el objetivo de eliminar" de la zona de la cirugía las posibles células tumorales que hayan podido quedar. En el caso de cirugía conservadora, la aplicación de la radioterapia tras la intervención es imprescindible.

Según la finalidad con que se emplee, la radioterapia puede ser curativa o paliativa para aliviar síntomas provocados por el cáncer de mama o las metástasis. Este es el caso de la radioterapia antiálgica, como la utilizada en las lesiones óseas con el fin de disminuir el dolor que producen a la paciente.   

 

 

Tipos de radioterapia 

En el cáncer de mama se utiliza tanto la radioterapia externa como la interna, aunque la más frecuente es la externa. En cualquier caso es el oncólogo radioterápico el que prescribe y planifica el tratamiento con radioterapia.

El tratamiento con radioterapia siempre es individualizado, es decir, cada enferma tendrá su tratamiento específico y distinto al de otra paciente.  

  • Radioterapia externa

Es el tipo de radioterapia más común. La radiación procede de una fuente que se encuentra fuera del organismo (aceleración lineal).


Planificación o simulación

Antes de empezar con el tratamiento propiamente dicho, es preciso realizar una planificación o simulación del mismo. Su finalidad es determinar una serie de parámetros que variarán dependiendo del tipo, de la localización y de la extensión del tumor, así como de las características anatómicas de cada enferma.

En el cáncer de mama se irradia la mama tras la cirugía conservadora y en determinados casos la pared torácica tras la mastectomía.  Si la axila tiene ganglios positivos se irradia también la axila y la fosa supraclavicular.

Durante la simulación se imitan las condiciones en las que se realizará posteriormente el tratamiento, y se determina la postura más correcta y el volumen de la zona a tratar.

Habitualmente, para realizar el cálculo de la dosis que va a recibir tanto el tumor como los tejidos sanos de alrededor del mismo, es necesario realizar un TAC o escáner cuyas imágenes se introducen en el ordenador.

Una vez realizado el planteamiento del tratamiento, es necesario reproducirlo exactamente igual todos los días. Para ello, se realizan tatuajes o marcas en la piel del tórax con tinta que ayudan al personal de radioterapia a situar con mayor precisión el área donde se administra el tratamiento. 
 

¿Por qué es necesario acudir todos los días?

Si se administrara toda la dosis de radiación en una única sesión se producirían daños muy serios en los tejidos. Para minimizar estos efectos secundarios, la dosis total de radiación se fracciona, repartiéndose en un número determinado de sesiones y días.

El fraccionamiento estándar consiste en administrar una sesión al día durante cinco días a la semana descansando dos, generalmente sábados y domingos. Para su administración no es necesario estar ingresado, se puede acudir al hospital para el tratamiento y una vez finalizado volver a tu casa. 
 

¿Cuánto dura el tratamiento?

El tratamiento de radioterapia suele durar entre dos y siete semanas, dependiendo de la dosis que se administre y del número total de sesiones.

Diariamente, cada sesión dura sólo unos minutos (quince aproximadamente). El tiempo real de irradiación dura unos segundos.

El tratamiento sobre la mama o pared torácica después de la cirugía se inicia cuando la cicatrización ya se ha completado (entre 2-3 semanas). En caso de administrar quimioterapia adyuvante la radioterapia se administra entre 3 y 4 semanas después de finalizada. 
 

¿Dónde se realiza?

Las habitaciones donde se realizan los tratamientos de radioterapia externa se llaman salas de radioterapia o búnkeres. Estas habitaciones poseen paredes de hormigón con un gran espesor que proporcionan un aislamiento perfecto impidiendo que la radiación salga fuera de ellas.

Mientras dura la sesión de tratamiento estarás sola en el interior de la sala, pero vigilada por el personal especializado a través de un circuito de televisión y un interfono. Una vez finalizado el tratamiento diario, se puede estar en contacto con otras personas, ya que no se emite ningún tipo de radiactividad. Tus relaciones sociales, laborales y familiares no tienen por qué verse afectadas mientras dure el tratamiento.  

 

  • Radioterapia interna o braquiterapia

La radioterapia interna se administra colocando un material radiactivo (isótopo) en el tumor o la zona donde estuvo situado, con el objetivo de administrar altas dosis de radiación a cortas distancias, de tal forma, que llega muy poca dosis a los tejidos sanos.

En el cáncer de mama este tipo de técnica se suele emplear, fundamentalmente, tras la cirugía conservadora, para dar en la zona del tumor más dosis de radiación (sobreimpresión). La colocación del material radiactivo se hace con sedación.

Mientras se tengan colocados los implantes es necesario permanecer en una habitación con paredes plomadas, preparada especialmente para tal fin, ya que las fuentes radiactivas implantadas son emisoras de radiación. La duración del tratamiento es de varios días en caso de braquiterapia de baja tasa y de minutos en caso de braquiterapia de alta tasa (más empleada en la actualidad). Estarás controlada y en comunicación, en todo momento, a través de un monitor de televisión y un micrófono con el personal sanitario responsable de tu tratamiento.

Una vez extraído el material podrás hacer tu vida normal, ya que no emite ningún tipo de radiación por lo que tu vida familiar, social o laboral no tiene por qué cambiar. 

 

 

 

Efectos secundarios 

La radioterapia, al mismo tiempo que elimina células enfermas, puede afectar a los tejidos sanos cercanos al área de tratamiento y como consecuencia aparecen efectos secundarios en la zona que ha recibido el tratamiento.

Estos efectos son difíciles de prever con exactitud, ya que dependen de múltiples factores como la zona del organismo donde se realiza el tratamiento, la dosis, el fraccionamiento y la susceptibilidad individual de cada persona. En algunos casos se producen efectos mínimos, mientras que en otros son más serios y es necesario administrar tratamiento médico para su control.

En el caso de la radioterapia interna no suelen aparecer efectos secundarios, o si aparecen son mínimos.  

  • Cansancio (astenia)

En general, el tratamiento con radioterapia en el cáncer de mama es bien tolerado y suele producir poco cansancio. Cuando esto ocurre, suele ser consecuencia del propio tratamiento, de otros tratamientos asociados y del desplazamiento diario al hospital. Esta sensación es temporal y desaparece algún tiempo después de finalizar la radioterapia. Aunque algunas personas continúan realizando sus tareas normales, es aconsejable descansar unas horas tras recibir la sesión de radioterapia. 

  • Reacciones en la piel

La piel del área tratada puede sufrir alteraciones muy similares a una quemadura solar.  Tras dos o tres semanas de radioterapia aparece una coloración rojiza (eritema). Según avanza el tratamiento va adquiriendo una coloración más pigmentada y oscura, que desaparecerá en uno o dos meses tras finalizar la terapia. 

  • Caída del pelo (depilación)

La radioterapia destruye el folículo piloso, por lo que aproximadamente, a las dos o tres semanas de iniciar el tratamiento se aprecia, exclusivamente en la zona irradiada, una caída de pelo. En el tratamiento del cáncer de mama, esta depilación aparece sobre todo en la zona de la axila. 

  • Linfedema

La asociación de cirugía y radioterapia sobre la axila incrementa el riesgo de linfedema del miembro superior homolateral. Para más información ver la sección sobre Linfedema. 

  • Efectos a largo plazo sobre la mama

La mama radiada puede hacerse más pequeña y consistente tras el tratamiento. 

 

 

 

Recomendaciones 

Es importante que antes de iniciar la radioterapia le preguntes a tu oncólogo radioterápico las dudas que tengas sobre cualquier aspecto del tratamiento, ya que él te podrá responder y asesorar de forma individualizada sobre el mismo.

  • Cuidados de la piel

La piel es el órgano que primero recibe la radiación, por lo que es fundamental tener un cuidado especial desde el momento que se inicia el mismo.

  • No te apliques ningún tipo de crema, pomada o loción sobre la zona de tratamiento sin consultarlo previamente con el personal sanitario de radioterapia.
  • No te cubras la zona de tratamiento con esparadrapo, tiritas, etc., ya que al tratar de despegarlos, con frecuencia se lesiona la piel.
  • Lávate esa zona con jabones indicado por tu médico. Cuando te seques, hazlo suavemente con pequeños toques.
  • En general, es importante que evites lesiones como rasguños y cortes en la piel del área de tratamiento.
  • No utilices desodorantes sobre la axila a radiar.

Estas recomendaciones solamente hacen referencia al área tratada; el resto del cuerpo se cuidará normalmente.  

  • Ropa

En general, es aconsejable utilizar ropa poco ajustada. Evita prendas con elásticos sobre la piel del tratamiento (el roce continuo podría erosionarla fácilmente).

Utiliza ropa de fibras naturales, ya que son más cómodas y menos irritantes.  

  • Exposición al sol

Las áreas tratadas con radioterapia se vuelven muy sensibles al sol, y por lo tanto, es conveniente no exponerlas al mismo, al menos durante el primer año tras finalizar el tratamiento. Una vez pasado ese tiempo, es imprescindible la utilización de cremas solares de alta protección sobre la zona que haya sido irradiada.

Contenido actualizado el 17 / 3 / 2014

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc


Busca tu Sede:

noticias aecc

  • Marcha Contra el Cáncer en Viveiro

    Viveiro |15/10/2013

    Ponte en Marcha contra el Cáncer. Organizada por la Junta Local de Viveiro, el próximo domingo día 20 de octubre y con motivo del Día Contra el Cáncer ...

  • No pierdas de vista el cáncer de mama

    Día Contra el Cáncer de Mama |14/10/2013

    Talleres en Rosa El 19 de octubre es el día Contra el Cáncer de Mama, durante toda la semana, tendremos diversos talleres en nuestra Sede ProvincialLu ...

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriorabril de 2014Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
31123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
2829301234
567891011

Web actualizada el 09 de abril del año 2014

Aviso legal|Política de privacidad