¿Qué son? 

Los leucocitos son las células blancas de la sangre. Su función principal es defendernos de las infecciones.

 

 

 

Hay tres tipos principales: polimorfonucleares, linfocitos y monocitos. Todos ellos se originan en la médula ósea a partir de una célula madre pluripotencial, que también es la responsable de producir los otros tipos de células sanguíneas: las células rojas (hematíes) y las plaquetas. Las células madre dan lugar a los diferentes tipos de células sanguíneas a través de un proceso de maduración que tiene lugar en gran parte en la médula ósea y que en algunos casos termina fuera de ella.

Los linfocitos participan en la distinción entre lo que es propio y lo que es ajeno (inmunidad) y por ello nos defienden contra las infecciones. Hay varios tipos de linfocitos: los B, T y NK. Los linfocitos B se encargan de producir anticuerpos (inmunoglobulinas) y se encuentran tanto circulando en la sangre como en otros tejidos especializados (tejidos linfoides) como p.ej. los ganglios linfáticos.

Actualizado por el Dr. Fernando Ramos Ortega, Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido actualizado el 20 / 1 / 2015

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc


Busca tu Sede:

noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anterioragosto de 2015Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
272829303112
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31123456

Web actualizada el 04 de agosto del año 2015

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies