Quimioterapia 

La quimioterapia tradicional ha sido sustituída por los ITKs. Los principales medicamentos de este grupo son el imatinib, el nilotinib y el dasatinib.

Quimioterapia 

 

Tratamiento de la fase crónica 

Se trata de medicamentos modernos y muy caros sometidos a un control administrativo estricto a pesar de ser de administración oral. También tienen muchas interacciones con otros medicamentos (se llevan mal con muchos medicamentos comunes). El imatinib es el más conocido y los demás son más potentes y también más tóxicos. La elección de uno u otro depende tanto de la situación de la persona enferma como de su “riesgo vital” (Indices de Sokal y Hasford). También es frecuente cambiar de uno a otro si la respuesta es insuficiente o pasar a ITKs de reserva (bosutinib, ponatinib) si se observa resistencia grave al tratamiento.

Aunque en general los ITKs se toleran bien, no es infrecuente la aparición de una ligera inflamación de los párpados o los tobillos, contracturas musculares en las pantorrillas (“calambres”), alteraciones cutáneas y bajadas en los glóbulos de la sangre. Además pueden agravar los problemas vasculares previos, empeorar la diabetes, producir retención brusca de líquidos, alterar la función del pulmón, hígado o pancreas, etc. por lo que su uso óptimo exige la colaboración de un equipo multidisciplinario (de varios tipos de profesionales).

La respuesta de algunos pacientes a los ITKs es tan espectacular, que en algunos casos se ha optado por retirar el fármaco dentro de ensayos clínicos. Por ahora, aproximadamente la mitad de los pacientes recaen y se sigue investigando si esta estrategia es o no segura.

El trasplante de médula ósea (trasplante de progenitores hematopoyéticos) a partir de una persona sana (alogénico) es una opción de reserva para las personas con peor pronóstico y mejor estado general, que muestran resistencia al tratamiento convencional y su uso se ha reducido mucho en los últimos años por la eficacia de los ITKs. El trasplante a partir de células madre propias (trasplante autólogo) no tiene ningún papel en esta enfermedad.

La transformación brusca en una leucemia aguda (crisis blástica) es ahora infrecuente y en caso de ocurrir sería muy grave y necesitaría ser tratada como tal (quimioterapia intensiva, trasplante de médula, etc.), pero en combinación con ITKs. En ocasiones, la enfermedad debuta de esta manera.

Actualizado por el Dr. Fernando Ramos Ortega, Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido actualizado el 20 / 1 / 2015

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc


Busca tu Sede:

noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriorjulio de 2015Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
293012345
6789101112
13141516171819
20212223242526
272829303112
3456789

Web actualizada el 27 de julio del año 2015

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies