Anatomía 

Los linfomas son un grupo de enfermedades en las que aparecen células malignas en el sistema linfoide.

Sistema linfático 

 

 

 

El sistema linfoide forma parte del sistema inmunológico (inmunidad) del organismo. Su misión es la de distinguir entre lo propio y lo ajeno y por ello participa en la defensa frente a las agresiones externas, por ejemplo de los virus o las bacterias.

El sistema linfático está compuesto por ganglios linfáticos que son pequeñas bolitas que a veces podemos palparnos debajo de la mandíbula o en las ingles. Estos ganglios están distribuidos por todo nuestro cuerpo, y se unen unos con otros por los vasos linfáticos. Aparte de los ganglios y los vasos linfáticos, el sistema linfático también está compuesto por otras estructuras: el bazo, el timo, las amígdalas, etc.

El protagonista del sistema linfoide es el linfocito, un tipo especial de glóbulo blanco, que como todos se origina en la médula ósea a partir de una célula madre pluripotencial, que también es la responsable de producir los otros tipos de células sanguíneas.

Hay varios tipos de linfocitos: los B, T y NK. Los linfocitos B se encargan de producir anticuerpos (inmunoglobulinas) y se encuentran tanto circulando en la sangre como en otros tejidos especializados (tejidos linfoides) como p.ej. los ganglios linfáticos.

 

 

El linfoma  

Nuestro organismo está constituido por un conjunto de órganos, los cuales a su vez están formados por células, que se dividen de forma regular con el fin de reemplazar a las ya envejecidas o muertas y mantener así la integridad y el correcto funcionamiento de los distintos órganos. Este proceso está regulado por una serie de mecanismos que indican a la célula cuándo comenzar a dividirse y cuándo permanecer estable.

Cuando estos mecanismos se alteran en una célula, ésta y sus descendientes inician una división incontrolada que con el tiempo dará lugar a un tumor.

Si estas células además de crecer sin control adquieren la facultad de invadir tejidos y órganos de alrededor (infiltración) y de trasladarse y proliferar en otras partes del organismo (metástasis) estamos ante un tumor maligno, que es a lo que llamamos cáncer.
Cuando el cáncer se origina a partir de los linfocitos del sistema linfático, hablamos de linfoma. Dado que el tejido linfático se encuentra en todo el cuerpo, el linfoma puede comenzar en prácticamente cualquier parte del cuerpo.

Actualizado por el Dr. Fernando Ramos Ortega, Sociedad Española de Hematología y Hemoterapia (SEHH)

 

 

 



 

 

 

 

 

 

Contenido actualizado el 11 / 3 / 2015

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc


Busca tu Sede:

noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriormayo de 2015Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
27282930123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567

Web actualizada el 23 de mayo del año 2015

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies