Radón 

El radón es un gas radiactivo de origen natural que se produce por la descomposición de uranio.

 

 

 

¿Qué es?

Este proceso ocurre en la corteza terrestre ya que el uranio está presente en pequeñas cantidades en muchos tipos de rocas, suelos y materiales. El radón emite partículas alfa, lo que hace que sea una sustancia radiactiva y por tanto tóxica. 

Es un gas invisible, inodoro, insípido que se filtra a través del suelo y se difunde en el aire. En algunas zonas, dependiendo de la geología del lugar, el radón se disuelve en el agua subterránea y puede difundirse en el aire cuando se usa esa agua.

El gas radón por lo general se encuentra en concentraciones muy bajas en el exterior. Sin embargo, en lugares sin ventilación adecuada, tal como en las minas subterráneas, el radón puede acumularse en concentraciones más elevadas (los primeros estudios sobre el Radón se hicieron en esta población más expuesta, en la que se observó un exceso de muertes por cáncer de pulmón).

En las casas y los edificios los niveles de radón están incrementados porque el radón penetra a través de grietas en los cimientos y en los sótanos.

El radón es la fuente más importante de radiación natural: representa casi el 50% de toda la radiación que afecta al ser humano a lo largo de su vida.

 

El radón y sus efectos sobre la salud . 

Fuente: NTP 533: El radón y sus efectos sobre la salud 

 

Implicaciones para la salud

La acciones de las radiaciones ionizantes, incluidas las del radón, sobre los organismos vivos es de carácter probabilístico y no selectivo; es decir, que la interacción con esta sustancia puede o no producirse y que la transferencia de la energía de la radiación puede actuar sobre cualquier parte de la célula. 

Las radiaciones ionizantes actúan sobre las células siguiendo dos posibles mecanismos:

  • Acción directa: ocurre cuando la energía de la radiación es absorbida directamente por estructuras clave coma el ADN, el ARN, enzimas, proteínas u orgánulos citoplasmáticos (ribosomas, mitocondrias, membrana celular), lo que podría producir un daño celular.
  • Acción indirecta: se produce cuando las moléculas de agua (elemento del que están constituidas mayoritariamente las células) absorben la energía de la radiación. Esto lleva a interferir los procesos metabólicos normales de la célula.

El radón residencial fue declarado carcinógeno humano por la Agencia de Protección Ambiental de USA en 1987 y por la IARC en 1988.

El principal problema viene cuando se inhala; las partículas radioactivas que permanecen en tejido pulmonar emiten radiación alfa a las células broncopulmonares y puede dañar directa e indirectamente el DNA de las células y provocar cáncer pulmonar (el único tipo de cáncer que se ha comprobado que está asociado con la inhalación de radón).

En USA está considerada la segunda causa de muerte por cáncer de pulmón después del tabaco. Además, sus efectos son sinérgicos: fumar y vivir en una casa con alto contenido de radón aumenta el riesgo unas 46 veces más que de darse los 2 fenómenos por separado.

Sin embargo, se calcula que más de 10% de las muertes por cáncer relacionadas con el radón ocurren entre personas no fumadoras.

 

[1] Pascual A. NTP 533: El radón y sus efectos sobre la salud. Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo. 1999.

 

 

 

Exposición al radón

Las fuentes de radón en domicilios son principalmente el suelo sobre el que se asienta el edificio, las paredes, piso, techo, agua y gas utilizados. El radón puede penetrar en el edificio por todas las grietas, por mínimas que sean, desde pequeñas fisuras hasta orificios tales como los poros de bloques de cemento y pueden acumularse en su interior.

Recordemos que el radón procede de la cadena de desintegración del uranio. Este último tarda en reducirse a la mitad unos 4.500 millones de años y en cambio el radón tarda 3,8 días. Es fácil deducir que siempre habrá uranio y radio para transformarse en radón, y por lo tanto podemos concluir que la exhalación media en los domicilios no sufrirá grandes fluctuaciones.

El radón tiende a acumularse en el interior de las edificaciones.

Las vías de penetración en la vivienda son múltiples, pero la más importante es a través del subsuelo de la vivienda.

El factor que más influye en su concentración es el sustrato geológico sobre el que se asienta la vivienda.

Como es más denso que el aire, tiende a tener concentraciones más elevadas en los pisos inferiores y sótanos, debido a su cercanía al suelo

 

 

 

Reducción del radón en las viviendas

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen diferentes métodos duraderos y coste-eficientes para prevenir el radón en viviendas de nueva construcción y reducirlo en las ya construidas. Estos métodos deben tenerse en consideración particularmente en las zonas propensas al radón. Las medidas recomendadas por la OMS para reducir los niveles de radón en los hogares son:

  • Ventilar la vivienda, abriendo las ventanas de ambos lados de la casa para generar corriente.
  • Evitar el paso del radón a los hogares, cerrando las puertas de acceso al sótano.
  • Sellar grietas en paredes y suelos.
  • Instalar un sistema de succión del radón en el subsuelo.
  • Incrementar la ventilación en el subsuelo a través de un sistema de ventilación forzada.

 

Mapa radón 

 

 

Medidas nacionales

 

Según el Consejo de Seguridad Nuclear (CSN) en España la exposición a la radiación natural está regulada en el Real Decreto 783/2001, de 6 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de protección sanitaria contra radiaciones ionizantes (RPSRI), en el cual se hace mención a la radiación natural (excluyendo a las exposiciones al radón en las viviendas) pero no detalla los aspectos que regula. El CSN recomienda seguir las indicaciones de la Unión Europea para edificios ya construidos (400 Bq/m3).

Además, sostiene que la exposición al radón se encuentra estrechamente ligada a las características geológicas del terreno, por lo que desarrolla el mapa predictivo de exposición al radón con el objetivo de reducir la dosis al máximo (*).

 

(*) Consejo de Seguridad Nuclear (CSN). El Mapa predictivo de exposición a radón en España. 2017.

 

Te puede interesar:

 

Volver al Código Europeo Contra el Cáncer

Contenido actualizado el 19 / 4 / 2017

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriornoviembre de 2017Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
303112345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930123
45678910

Web actualizada el 24 de noviembre del año 2017

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies