Evita la obesidad 

El sobrepeso y la obesidad en España constituyen un problema sanitario creciente tanto en la población adulta como en la infantil y juvenil. 

Conejo gordo 

 

 

Relación sobrepeso-cáncer: el exceso de peso es un factor de riesgo con un nivel de evidencia científica convincente respecto al desarrollo y crecimiento de determinados tumores malignos como el de mama en mujeres tras la menopausia, colorrectal, endometrio (útero) y riñón. 

 

¿Cómo controlar el peso? 

Algunas personas tienen tendencia a ganar peso, pero esta tendencia se ve incrementada por el tipo de dieta y por la inactividad. Es aconsejable, por tanto:   

  1. Equilibra las calorías que ingieres con la actividad física que realizas a lo largo del día.
  2. Debes tener en cuenta el tipo y la cantidad de comida que ingieres. Si se trata de una dieta en la que incluyes determinados alimentos en proporciones inadecuadas, debes modificarla hacia un patrón más saludable. Ningún alimento, por sí mismo, es perjudicial mientras lo consumas en las cantidades adecuadas.
  3. Las grasas y los carbohidratos proporcionan energía al organismo (esta energía se mide en calorías). Las grasas proporcionan el doble de calorías que los hidratos de carbono (engordan el doble), por tanto es importante reducir la ingesta de alimentos ricos en grasas.
  4. Para conocer si te encuentras en el peso adecuado, calcula tu índice de masa corporal (IMC):

 

 IMC =

 Peso (Kg)
                   
Altura 2

IMC*

Bajo Peso

Menos de 18,5

Normopeso

18,5-24,9

Sobrepeso

25-29,9

Obesidad grado I

30-34,9

Obesidad grado II

35-39,9

Obesidad grado III

Más de 40

      

 * Estos valores no se deben aplicar estrictamente en niños y adolescentes, ante cualquier duda siempre consulta a tu médico. 

 

Recomendaciones para mantener o reducir el peso 

  1. Si quieres perder peso primero consulta con tu médico.
  2. Para que no perjudique la salud, la pérdida de peso ha de ser gradual.
  3. Elige bien el tipo de alimento que vayas a comer. Son aconsejables los alimentos bajos en grasa y pobres en azúcar.
  4. Sustituye alimentos ricos en grasas (bollería, quesos grasos...) por frutas, verduras, cereales, legumbres, o productos lácteos desnatados.
  5. Independientemente de la comida que elijas, come pequeñas cantidades.
    Incrementa la actividad física diaria. Es recomendable hacer ejercicio durante media hora.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Contenido actualizado el 6 / 9 / 2016

imprimir

recomendar: FacebookTwitter

contacta con aecc

Busca tu Sede:



noticias aecc

ver todas las noticias >
cerrar

calendario aecc

Navegar al mes anteriordiciembre de 2017Navegar al siguiente mes
lumamijuvido
27282930123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
1234567

Web actualizada el 14 de diciembre del año 2017

Aviso legal|Política de privacidad|Política de uso de cookies