La 1ª ‘Masterclass’ de Zumba Solidaria de Arganda del Rey hace bailar a unos 250 vecinos a favor de la AECC

La 1ª ‘Masterclass’ de Zumba Solidaria de Arganda del Rey hace bailar a unos 250 vecinos a favor de la AECC

“¡Qué buen ambiente!”, exclamaba Pilar Calle, presidenta de la Junta local de la AECC en Arganda del Rey, tras observar cómo el pabellón cubierto de la Ciudad Deportiva ‘Príncipe Felipe’ se abarrotaba de público durante toda la mañana del domingo 12 de marzo para participar en la primera ‘Masterclass’ Solidaria de Zumba.

“Si crees que estás solo, no nos conoces”, con este lema, encabezó el manifiesto que leyó Marité López, vocal de Eventos de la AECC, para dar la bienvenida a los más de dos centenares y medio de participantes, más acompañantes y público que aportó su ‘fila cero’ en este primer evento de zumba organizado por la AECC argandeña.

Desde pasadas las diez y media de la mañana y durante tres horas, Ana, Diego, Belén, Mayte, Elena, Susana y María bailaron sin parar, sin cortes ni intermedios, alternándose entre ellos sobre el escenario para que la música no parase de sonar, entrelazada en todo momento. La música latina, cabecera del baile de más actualidad en todos los gimnasios, la zumba ‘fitness’, hizo moverse no solo a aquéllos que se situaron en el parqué, delante del tablado instalado por el Ayuntamiento, que colaboró en todo momento con la cita benéfica y deportiva, sino también en la grada.

Junto a la presidenta de la AECC estuvieron presentes, entre otros, el segundo teniente de alcalde y concejal de Modelo de Ciudad, Obras Públicas y Salud Pública, Jorge Canto, y varios ediles más del resto de la Corporación municipal.

Al término de la actuación, voluntarias de la AECC accedieron al escenario para entregar una flor a cada uno de los componentes del grupo de zumba que acudió a esta primera cita solidaria de zumba en Arganda del Rey, que, según Pilar Calle, “podría tener su continuidad el año próximo”.

Durante el acto, la AECC instaló una mesa informativa, de distribución de entradas y venta del ‘merchandising’ habitual; y se entregaron botellines de agua y refrescos a todos los participantes, en su mayoría mujeres, “pero también hubo una gran presencia masculina e infantil, y hasta de hasta familias completas”, cuenta la máxima representante de la AECC en el municipio, que no podía disimular su satisfacción por la convocatoria y por la recaudación obtenida, que rondó los 1.500 euros.