600 participantes ocupan el centro de Chinchón con motivo de su I Marcha contra el Cáncer

600 participantes ocupan el centro de Chinchón con motivo de su I Marcha contra el Cáncer

La mítica plaza Mayor de Chinchón fue un inmejorable escenario para dar la salida e instalar la llegada de la primera Marcha contra el Cáncer de la localidad, celebrada en el trascurso de la soleada tarde del sábado 30 de enero y en la que tomaron parte unos 600 participantes.

Los soportales y balcones medievales, de los siglos XV y XVI, arroparon a los vecinos y vecinas que quisieron manifestarse por unas horas contra la enfermedad del cáncer y llamar así la atención de toda la población.

Caminando, corriendo o en bicicleta, sin ánimo alguno de competición, los participantes partieron a las cinco de la tarde de la plaza con el fin de recorrer los 2,5 kilómetros previstos por el centro del municipio, conocido por sus ajos, que patrocinaron la marcha, su preciado anís y por haber sido  escenario, precisamente su plaza castellana, de corridas de toros, teatro, juegos, autos sacramentales, fiestas y películas, como la inspirada en la novela de Julio Verne ‘La vuelta al mundo en 80 días’, protagonizada por David Niven y Mario Moreno ‘Cantinflas’ en 1956 y ganadora de 5 Óscars.

Antes de la salida, intervinieron la delegada de la AECC en Chinchón, Melchora Medina, y el alcalde, Francisco Javier Martínez, que participó en la caminata junto a varios concejales vistiendo la camiseta verde conmemorativa. La representante de la AECC leyó un manifiesto para la ocasión y agradeció a los vecinos su colaboración; mientras el máximo edil tuvo palabras de reconocimiento a la labor de la AECC y también agradeció a sus vecinos el haberse sumado a esta iniciativa.

En un principio, se calculó una participación de medio millar de personas, a las que se sumó a última hora un centenar. Todos, embutidos en sus camisetas verdes, en un ambiente muy familiar, uniéndose abuelos, padres, nietos y familiares juntos por un solo objetivo: la lucha común contra el cáncer. Todos hicieron posible que se reunieran 3.572 euros, sumando inscripciones y donativos de esta primera y multitudinaria actividad.

Encabezaron la marcha varios ciclistas para controlar el ritmo del amplio grupo y una pancarta que rezaba ‘Chinchón contra el cáncer’; y tras cumplir con el recorrido y cruzar la línea de meta, refrescos y chocolate caliente sirvieron para reconfortar a los participantes.

El colofón a la marcha, ya cayendo el sol, lo puso un animado sorteo de unos 25 regalos para niños y otro tanto para adultos. Los regalos sorteados iban desde cenas o almuerzos en restaurantes de la localidad hasta alguna pernoctación en hoteles de la zona.