La AECC de Estremera ofrece su mensaje de prevención de protección solar en la piscina municipal y en un mercadillo

La AECC de Estremera ofrece su mensaje de prevención de protección solar en la piscina municipal y en un mercadillo

Los mensajes de la AECC han sido protagonistas en dos ocasiones por espacio de tres días, el jueves 28 de julio y el sábado 30, en la localidad de Estremera, municipio de cerca de un millar y medio de vecinos y situado a 70 kilómetros al sureste de Madrid.

La primera de las actuaciones, organizada por la Delegación de la AECC estremereña, fue llevada a cabo en la matinal del jueves en la piscina municipal por espacio de una hora y con la protección solar como eje de la misma. Tres monitoras, una de ellas de inglés, pertenecientes al campamento municipal de tiempo libre, colaboraron con la delegada de la AECC en Estremera, Elvira Gómez, para enviar un mensaje de prevención a una treintena de niños y niñas con edades comprendidas entre 5 y 9 años.

La delegada habló a los más pequeños de la enfermedad básicamente y de los niños como ellos que se encuentran “malitos” y son atendidos periódicamente en la Residencia Oncológica que posee la asociación en Madrid, en compañía de sus padres. También, les aconsejó cuidarse y protegerse del sol a base de cremas.

Asimismo, se entregaron a los más pequeños folletos informativos adecuados a sus edades y muestras de cremas protectoras, untándoselas ellos mismos o con ayuda de las monitoras del campamento urbano, antes de bañarse en la piscina.

Al término de la actividad, donde estuvo presente la concejala de Educación, Cultura, Mujer y Servicios Sociales, María Rosario Torres, la AECC obsequió a los asistentes con globos y caramelos.

La segunda actuación de la AECC se organizó en la mañana del sábado por espacio de unas tres horas. La asociación, al igual que en la anterior actividad, participaba por vez primera en el Mercadillo Artesanal de la localidad, situado en la plaza de Don Juan Carlos I, donde se instalaron un total de ocho stands y donde se podían adquirir obras de arte relacionadas con la cerámica, artículos de joyería, bisutería, telas de ‘patchwork’ e incluso repostería de la zona, además de recibir la información ofrecida por la AECC.

“La gente se ha mostrado muy receptiva con nosotros en este primer mercadillo. Con acciones como ésta los vecinos que colaboran con la AECC ven como su aportación sale a la calle en forma de información sobre la enfermedad”, aseguraba la delegada de la AECC local, que añadía que “antes era más fácil informar con medios como la radio municipal, pero hoy ya no contamos con la emisora -ha desaparecido- y lo tenemos que hacer por otras vías como ésta”.

Durante el mercadillo, el alcalde del municipio, José Carlos Villalvilla, se pasó por los stands y departió unos minutos con las personas que los atendían, bajo una jornada muy calurosa. También se observó un buen número de visitantes, ya que a los vecinos habituales se habían unido otros procedentes de municipios cercanos y de Madrid capital que regresan a Estremera en los meses de verano.