La AECC forma a sus representantes locales

La AECC forma a sus representantes locales en alimentación, control de peso e índice de masa corporal

Presidentas, delegadas y representantes de la AECC de las localidades de Alcobendas, Alcorcón, Arganda del Rey, El Escorial, Estremera, Fuenlabrada, Leganés, Móstoles, Pozuelo de Alarcón y Rivas-Vaciamadrid acudieron en la tarde del martes 1 de marzo a la sede de la Junta de Madrid de la AECC para recibir formación sobre alimentación, control de peso e índice de masa corporal (IMC).

La doctora Elena Segura, del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la AECC madrileña, recibió el encargo de Gloria de Blas, responsable del Área de Juntas Locales, para formar a sus representantes locales en un encuentro “que les servirá para emplearse como agentes de salud en hábitos de vida saludable para trasmitir lo aprendido en ferias de salud y en campañas de colon y mama”, afirmó De Blas.

La doctora inició su intervención, que desarrolló por espacio de más de una hora y media, con nociones básicas acerca de obesidad y sobrepeso, que es el “resultado del disbalance entre el consumo de alimentos y el gasto energético”, aseguró; añadiendo que en España el sobrepeso en adultos sobrepasa el 45%. Además, enumeró los hábitos de vida que suman en la obesidad, como la ingesta excesiva, sedentarismo y factores genéticos y endocrinos, además de otros factores actuales como la mayor oferta existente de restaurantes de comida rápida, consumo excesivo de refrescos, más oferta a la hora de comprar alimentos, ocupaciones sedentarias y gran número de horas frente al televisor o el ordenador.

La ponente ofreció nociones sobre grasa corporal y acerca de las consecuencias negativas de la obesidad, que llevan a la enfermedad e incluso a padecer ciertos tipo de cáncer, como de mama, útero, colon y próstata. Según la Agencia Internacional del Cáncer, el 25% de los casos de cáncer son causados por la obesidad y el sobrepeso. “El ejercicio físico moderado se asocia con una protección frente a la mortalidad por cáncer”, afirmó Segura.

Una herramienta útil para detectar el sobrepeso es conocer el índice de masa corporal (IMC), que consideró “buena” en el ámbito epidemiológico. El IMC se conoce resolviendo la fórmula: el peso corporal dividido por la altura del individuo al cuadrado (peso (kg.) / estatura (m.). Con esta fórmula, Segura señaló que si el resultado es de 18,5 a 25 se considera “un peso normal”, mientras si se supera por arriba esta cifra se tilda de sobrepeso y por debajo, de bajo peso.

Para apoyar todos estos contenidos, las representantes locales recibieron un folleto donde aparece la citada fórmula para conocer el IMN y donde se aportan nociones sobre estilos de vida saludable: realizar actividad física, consumir una dieta rica en frutas y verduras frescas, utilizar aceite de oliva virgen, disminuir el consumo de grasas, moderar el consumo de carne roja, reducir la ingesta de alimentos hipercalóricos, restringir el consumo de sal y seguir los consejos dietéticos del médico tras pasar por un tratamiento oncológico.

Para finalizar, la doctora trató la forma de elaborar los alimentos a la hora de cocinar, poniendo varios ejemplos prácticos a los asistentes, que consideró “muy útiles para ofrecerlos en las ferias de salud en las que participemos”, señaló; ofreciéndose a éstos cuando tuvieran alguna duda. Con la frase “mantener el peso adecuado nos mantiene saludables y ayuda a prevenir el cáncer” culminó su intervención, que no fue ajena a preguntas y dudas al término de ésta.