La AECC de Gipuzkoa abrió en 2016 una nueva sede en Eibar y un piso de acogida en San Sebastián

La AECC de Gipuzkoa abrió en 2016 una nueva sede en Eibar y un piso de acogida en San Sebastián

I. Lasa, M. de los Toyos, F. Pesquera, P. Casal y A. Zabarte

La Asociación contra el Cáncer celebró su XVIII Encuentro anual de Voluntarios

  • Cuenta ya con 10.500 socios y un millar de voluntarios
  • Ha financiado con 1.900.000 euros la investigación oncológica en cuatro años

La inauguración de una nueva sede local en Eibar que atenderá las localidades del Bajo Deba como Eibar, Elgoibar, Mendaro, Soraluze, Deba y Mutriku, y la puesta en marcha de un piso de acogida en San Sebastián para familiares de pacientes de larga duración han sido los dos grandes proyectos que ha llevado a cabo a cabo la Asociación Contra el Cáncer de Gipuzkoa en 2016. Ambos temas fueron valorados por el presidente de la AECC de Gipuzkoa, Fernando Pesquera,  en el transcurso del XVIII Encuentro Anual de Voluntarios que se celebró ayer en el Hotel NH Aranzazu de San Sebastián y al que asistieron 270 personas. En el acto estuvieron presentes, entre otros, Imanol Lasa, diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad de la Diputación Foral de Gipuzkoa; Edurne Mendoza, presidenta de las Juntas Generales de Gipuzkoa; el alcalde de Eibar, Miguel de los Toyos; la alcaldesa de Elgoibar, Ane Beitia; y Angel Garay, Presidente del Colegio Oficial de Farmacéuticos de Gipuzkoa.   Respecto a los dos grandes proyectos del año 2016, Pesquera detalló que la apertura de la sede de Eibar ha sido la quinta sede comarcal que la AECC de Gipuzkoa ha abierto fuera de San Sebastián, desarrollando un programa iniciado hace siete años. La nueva sede ya está en funcionamiento y cuenta como todas con los servicios de un psicólogo y un trabajador social. En cuanto a la puesta en marcha de un piso de acogida en San Sebastián para familiares de pacientes de larga duración señaló que en el mes escaso que lleva en funcionamiento la ocupación ha alcanzado el 100%.  Este proyecto nació de que Osakidetza ha concentrado en el Hospital Donostia toda la cirugía de trasplantes de médula de la totalidad el País Vasco e incluso de algunas autonomías próximas en función de los convenios firmados entre gobiernos autónomos. Este hecho ha creado la necesidad a numerosas personas que deben plantearse estancias en esta capital de un mes o más en Donostia, una capital de hostelería cara y de que no todas las economías familiares pueden afrontar gastos de ese nivel.   El presidente anunció también en su intervención un objetivo, todavía sin fecha: abrir una sexta junta comarcal en Arrasate, con la que se completaría la presencia de la Asociación contra el Cáncer en toda Gipuzkoa.   En cuanto al balance en investigación contra el cáncer recordó que, gracias a cuestaciones, loterías, donaciones y socios, se han financiado en estos últimos cuatro años 1.900.000 euros. Este año, además de la contribución estatutaria a la Fundación Científica de la AECC, la Junta de Guipúzcoa financia con 135.000 euros una beca a tres años en el Hospital de Santa Creu y San Pau de Barcelona para una investigación que estudiará la influencia de la respiración en la irradiación aplicada a pacientes de cáncer de mama y su implantación en la clínica. La adjudicataria de esta beca, María Lizondo es una licenciada en Ciencias Físicas y master en Física Médica, especialista en radiofísica hospitalaria.     Más adelante señaló el éxito de las jornadas médico-gastronómicas dedicadas a la prevención del cáncer de colon, que la campaña contra el cáncer de piel, que se organiza en playas y piscinas, había duplicado su actividad, la presencia en centros escolares sobre el cáncer de cérvix, y que los cursillos organizados para dejar de fumar habían alcanzado una cifra record. “Todo ello, sin abandonar nuestras habituales tareas en torno a la asistencia psicológica o social, al cáncer de mama o a las campañas preventivas para adultos o en colegios”, añadió.   El presidente de la AECC guipuzcoana aludió también al objetivo para el próximo año de “la más alta calidad” en los servicios de la Asociación, al tiempo que animó a todas las entidades del entorno sanitario guipuzcoano a utilizar en mayor medida al voluntariado en beneficio de una mejor atención para los pacientes oncológicos y sus familiares. En ese sentido señaló que la Asociación ha alcanzado ya los 10.500 socios, un 17% más que el año pasado y que el número de voluntarios se cifra en torno al millar.   Durante el acto fueron condecorados voluntarios destacados por su dedicación: María Cruz Arregi, de la Junta de Tolosaldea; Marivi Redondo, de la Junta de San Sebastian; Aurea Caramés y Pili Martiarena, de la Junta de Bidasoa; Pilar Ormazabal y Arantza Azkarate, de la Junta Alto Urola - Goierri; y Maite Elosegui e Itziar Izeta, de la Junta de Urola - Kosta    También se homenajeó con el galardón de la AECC, reproducción de una obra del escultor canario Martín Chirino, a personas que han colaborado de forma especial con la AECC de Gipuzkoa: Patxi Casal, director gerente, y Asier Zabarte,  responsable de marketing, de Agua Alzola; Miguel de los Toyos, alcalde de Eibar; e Imanol Lasa, diputado foral de Gobernanza y Comunicación con la Sociedad.