La AECC hace hincapié en Navalcarnero en la prevención del cáncer en la mujer según el CECC

La AECC hace hincapié en Navalcarnero en la prevención del cáncer en la mujer según el Código Europeo Contra el Cáncer

Con la bienvenida y presentación de la concejala delegada de Bienestar Social, Agustina Carpintero, dos técnicos de Igualdad del Consistorio, la presidenta de la AECC de la localidad, Conchi Burgos, y la coordinadora de la Zona Oeste del Departamento de Sedes Locales de la AECC de Madrid, María Maldonado, que proyectó un vídeo corporativo de animación sobre la Asociación, dio comienzo la conferencia sobre el Código Europeo Contar el Cáncer impartida en Navalcarnero, en la mañana del miércoles 24 de mayo, por la doctora Elena Segura.

La componente del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la AECC de Madrid llevó a cabo su ponencia, ante una veintena de mujeres, en el Centro de Tercera Edad. Esta iniciativa se encuentra incluida por el Ayuntamiento dentro de la programación municipal preparada entre los días 22 y 31 de mayo con motivo del Día Internacional por la Acción de la Salud de las Mujeres.

La doctora Segura se centró en la última actualización del Código Europeo. “El cáncer afecta a todos los seres vivos desde los primeros tiempos. Por ejemplo, en el antiguo Egipto hubo faraones que ya tenían cáncer”, recuerda la ponente, que define la enfermedad como “una alteración en el material genético, cuya historia natural es en todos la misma”.

Segura habló de las diferentes características de la enfermedad, sobre todo en la evaluación y en los tratamientos, instante que aprovechó para realizar una introducción genérica sobre el cáncer, sus características y tipos.

“Ha aumentado la incidencia de cáncer porque hay más expectativa de vida, los sistemas sanitarios funcionan bien y nuestra relación con el medio ambiente ha cambiado”, señala la doctora, que incide en que estos últimos factores ambientales “tenemos que hacer que sean favorable a nosotros”.

Desde finales de los años 80 del siglo pasado, el Código Europeo, aunque haya sido actualizado en varias ocasiones, se centra en una docena de puntos de prevención y de estilo de vida saludable, “dos se refieren al tabaco, otros a la alimentación, ejercicio físico, obesidad, exposición solar, seguridad en el trabajo profesional, tipos de vacunación...”, enumera Segura.

Dentro del Código existen un buen número de recomendaciones a las mujeres, aconsejando que den de mamar a sus hijos todas las madres que puedan, tengan precaución en la terapia hormonal sustitutiva en la menopausia o que sepan que los tratamientos de fertilidad pueden aumentar el riesgo de padecer cáncer de mama.

Hay también un punto que se dedica a la prevención secundaria, como el diagnóstico precoz del cáncer de colon, cánceres de cuello de útero y el cáncer de mama. En este campo, relata la doctora, “me encontré con mucha participación y preguntas sobre temas muy concretos, como, por ejemplo, de las lesiones que se producen por la exposición al sol y si las cremas tenían que ver con ello; finalizando con un breve repaso por la prevención terciaria, que, aunque no está reflejada en el Código, se centra en la importancia de la reincorporación a la vida normal de los enfermos que se han curado.