AECC Pontevedra firma convenio con Clínicas Civi Vigo para mejorar las secuelas de la radioterapia en 6 pacientes oncológicos

Cámara Hiperbárica
  • La cámara hiperbárica permite una regeneración de los tejidos dañados que sufren atrofia o necrosis, favorece la formación de nuevos vasos sanguíneos, mejorando la circulación, y reduciendo las infecciones e inflamaciones. 


Vigo, 26 de noviembre de 2018. La Sede Provincial de Pontevedra de la Asociación Española Contra el Cáncer firmó hace un año un convenio de colaboración con Clínicas Civi Vigo, con el objeto de ofrecer un tratamiento gratuito con cámara hiperbárica a 6 pacientes oncológicos (en diferentes sesiones), para mejorar y tratar las secuelas inducidas por la radioterapia. 

A lo largo de este año, el Dr. Víctor Múñoz, jefe de servicio de Radioterapia del Hospital Meixoeiro de Vigo, derivó a dos pacientes con consentimiento y conocimiento de la AECC a las Clínicas Civi, donde han recibido 50 sesiones de cámara hiperbárica cada uno. Gracias a este tratamiento, ambos beneficiarios consiguieron resultados muy óptimos acelerando y mejorando el aspecto de sus lesiones (úlceras y heridas de difícil cicatrización con degeneración en los tejidos), que les provocaban dolor y limitaciones en su vida diaria. Unas secuelas que afectaban no solo al plano físico, sino también psicológico y social. 
Para ello, tan solo hizo falta que se sentaran en un cilindro del tamaño de un microbús, respirando oxígeno, una vez se ha conseguido presurizar el interior de la cámara hiperbárica. Durante la hora y media que suele durar cada sesión, los pacientes suelen leer o conversar entre ellos.

 

La medicina hiperbárica se ha revelado como una de las terapias más eficaces en el tratamiento de las secuelas inducidas por la radioterapia, al igual que en patologías vasculares diabéticas, úlceras, quemaduras, lesiones musculoesqueléticas etc... La base de sus tratamientos se fundamenta en el hecho de que en condiciones naturales se respira un 20,7% de oxígeno a 1 atmósfera de presión, mientras que, dentro de la cámara hiperbárica, esta concentración es del 100% con una presión de 1,5 atmósferas, equivalente a estar sumergido a 15 metros de profundidad, consiguiendo así que la disolución de oxígeno en el plasma sanguíneo se incremente exponencialmente ayudando así a que se regeneren los tejidos dañados.

En Clínicas Civi Vigo se cuenta con una de las cámaras hiperbáricas más grandes de España, siendo la única en el Sur de Galicia, con capacidad para 14 personas, en la cual se realizan los mismos protocolos que los efectuados por la unidad que posee el SERGAS en Ferrol. Igualmente dispone de la resonancia magnética abierta de mayor resolución del sur de Galicia