La AECC, presente en una jornada sobre creatividad y cáncer con motivo del 30º aniversario del Hospital Severo Ochoa de Leganés

La AECC, presente en una jornada sobre creatividad y cáncer con motivo del 30º aniversario del Hospital Severo Ochoa de Leganés

Con motivo del 30º aniversario del Hospital Severo Ochoa, de Leganés, organizado por éste y el apoyo expreso del Voluntariado de la AECC en el centro hospitalario, dirigido por Paloma Barba, se llevó a cabo a mediodía del jueves 18 de mayo una mesa redonda titulada ‘Creatividad y cáncer’, en la que participaron, la responsable del Departamento de Trabajo Social, Begoña de Cevallos, y la propia Paloma Barba, ambas pertenecientes a la AECC de Madrid, además de la doctora Ana López y la psicóloga Elisa Peiro, profesionales del hospital anfitrión.

Tanto las ponencias como la mesa fueron presentadas y moderadas por la propia Paloma Barba y dirigidas a la población general y a los sanitarios; teniendo como objetivo “ofrecer una visión multidisciplinar de la enfermedad”, ofreciendo cuatro ponencias desde el punto de vista de varias disciplinas médico-sanitarias y sociales, “que abordaron el cáncer desde unas perspectiva bio-psico-social”, apunta Barba.

En primer lugar, la intervención más técnica ofrecida en la mesa estuvo a cargo de la doctora Ana López, jefa de servicio de Oncología Médica del Severo Ochoa, que habló sobre los aspectos médicos de la enfermedad, tratamientos y su futuro a través de novedosas investigaciones y proyectos oncológicos que ya están en marcha.

A continuación, fue el turno de la psicóloga clínica del centro hospitalario leganense Elisa Peiro, cuya intervención trató sobre las emociones asociadas a la enfermedad y cómo enfrentarse al miedo durante todo el proceso de la enfermedad y en las diferentes etapas de la misma.

Seguidamente, la trabajadora social de la AECC de Madrid Begoña de Cevallos departió de la importancia de la creatividad durante todo el proceso oncológico como una parte terapéutica del mismo. Ésta expuso ejemplos de superación de sus “maestros”: las personas afectadas de cáncer y sus familias, “como muestra de que la enfermedad puede ser una oportunidad de aprendizaje y toma de conciencia de los recursos personales”, señala De Cevallos.  

Finalmente, el turno de palabra lo cerró Paloma Barba, que hizo hincapié en la importancia dela “humanización durante todo el proceso a través de las ayudas del equipo de voluntarios de la AECC”. Además, la coordinadora de voluntariado habló acerca de los recursos asistenciales y humanos que presta la AECC, a la que representa en el Severo Ochoa, tanto en el hospital como fuera de él.