La AECC realiza cooximetrías y test de sensibilidad al sol en la XI Feria de la Salud de Fuenlabrada

La AECC realiza cooximetrías y test de sensibilidad al sol en la XI Feria de la Salud de Fuenlabrada

La AECC de Fuenlabrada ha vuelto a estar presente en la Feria de la Salud, que este año cumplió su undécima edición, organizada por el Ayuntamiento, del 28 al 30 de septiembre, en la plaza de la Constitución, con la presencia y colaboración de más una treintena de entidades sociales e instituciones vinculadas a la salud, como Cruz Roja, la Fundación del Hospital Universitario de Fuenlabrada y la Universidad Rey Juan Carlos, entre otras.

El primer día de feria, miembros del Departamento de Prevención Primaria y Promoción de Salud de AECC Madrid, la doctora Estíbaliz García y el psicólogo Pedro Aguilar, acudieron a la cita fuenlabreña y apoyaron con su presencia el estand atendido por la Junta Local de la AECC, presidida por Paloma Pérez, junto a varios voluntarios y colaboradores,  en donde se llevó a cabo cooximetrías, durante  la matinal de la primera jornada por los profesionales, y test para valorar el factor de protección solar sobre la piel de los visitantes ese día, durante el resto de feria; además de distribuir entre los visitantes publicidad de distintas campañas, como las de prevención tabáquica y solar, principalmente, y contra el cáncer de mama, cuyo día se celebra el próximo 19 de octubre.

“La colaboración y animación por parte de las voluntarias, motivando a los visitantes que pasaron por el estand fue ejemplar”, apunta la médica; que, sin embargo, debido al horario en que se realizaron las pruebas de cooximetrías, “el grupo de visitantes fue de edad avanzada y con baja presencia de fumadores y fumadoras, lo que impidió que se realizaran más cooximetrías”; pese a ello, la AECC tachó de “éxito” su nueva presencia en la feria en el transcurso de las tres jornadas previstas.

El alcalde de la localidad, Manuel Robles, se incorporó a la feria y visitó los estands, entre ellos el de la AECC, para saludar a su presidenta, profesionales y voluntarios e interesarse por los mensajes de prevención ofrecidos; asimismo, entre otros ediles, Isidoro Ortega, concejal de Educación, accedió a realizarse alguna de las pruebas ofrecidas.

La doctora García define la cooximetría como “una prueba rápida y sencilla que permite medir la cantidad de monóxido de carbono (CO) en el aire espirado, aportando un parámetro que puede ser utilizado para medir el factor de riesgo de una persona fumadora”. A lo que añade que dicho nivel de CO medio “permite diagnosticar de una manera más precisa el grado de tabaquismo del individuo y el riesgo de desarrollar futuras enfermedades, ya que el CO producido por la combustión del tabaco reduce la capacidad de transportar el oxígeno de los pulmones a las células”; mientras que con el test de sensibilidad al sol, “se pretende que con el resultado obtenido con el analizador de melanina podamos recomendar el factor de protección solar más apropiado para cada persona”.