La AECC se presenta como “aliado necesario” en una jornada sobre Consejo Genético en la Facultad Medicina de la Complutense

La AECC se presenta como “aliado necesario” en una jornada sobre Consejo Genético en la Complu

María Orera, miembro de la Unidad de Genética del Hospital Universitario Gregorio Marañón y del Departamento de Biología Celular de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense de Madrid, y su compañera de departamento Rosa Sacedón, en estrecha colaboración con el Hospital Clínico San Carlos y la AECC de Madrid, han llevado a cabo en la tarde del lunes 24 de abril la jornada titulada ‘¿Puede la genética ayudarnos a curar el cáncer’.

La jornada, dirigida principalmente a estudiantes de Medicina, a los que se sumaron pacientes y personas interesadas por la genética en oncología, se llevó a cabo en el aula ‘Fernando de Castro’, de la Facultad de Medicina de la Complutense, y ante unos sesenta asistentes, entre los que se encontraba la coordinadora del Voluntariado de la AEC en el Hospital Gregorio Marañón, Sonia García.

El primero en intervenir fue el doctor Pedro Pérez Segura, responsable de la Unidad de Neurooncología, Cáncer de Cabeza y Cuello y Cáncer Familiar del Hospital Clínico San Carlos y profesor asociado en la Facultad de Medicina de la Complutense. El doctor, que también preside el Comité Técnico de la AECC de Madrid, habló detalladamente de cómo la genética “ganó al cáncer o casi”; explicando lo que está suponiendo en los tratamientos los avances en genética, a través de nuevas líneas de intervención y cómo ha avanzado la oncología hasta la actualidad.

Seguidamente, fue el turno del doctor Ismael Buño, director del Instituto de Investigación Sanitaria del Hospital Gregorio Marañón, que abordó el encuentro entre genética y cáncer; y del doctor Antonio Calles, de la Unidad de Tumores Torácicos de la División de Medicina Oncológica del Gregorio Marañón, que se centró en el cáncer de pulmón y en las mutaciones de sensibilidad y resistencia del gen epidermal ‘Growth’ como factor receptor (EGFR), tildándolo como “una revolución en la medicina de precisión”.

Cerró la mesa, Ana González, responsable de Psicooncología de la AECC de Madrid, acompañada por el testimonio de una paciente y voluntaria, Olivia Moratilla. La psicóloga presentó lo que supone una asociación más humana de cara a los pacientes y los valores y programas de la AECC, bajo el título ‘La aecc, un aliado necesario’; para continuar explicando, ya dentro de su área, el posicinamiento de la AECC en Consejo Genético o asesoramiento genético en cáncer, apoyando las unidades multidisciplinares, lo que implica para el paciente asesorarse sobre estos procesos, a veces largos y que generan, en muchas ocasiones, incertidumbre y malestar.

 "Es muy importantes la visibilidad de la AECC en los futuros profesionales sanitarios, que son, además, agentes de salud, y que tienen un papel fundamental no solo como sanitarios sino en todo lo que rodea al paciente”. Además, la Asociación “no solo está al lado del paciente, sino que debe informar de todo lo que hace en investigación, tratamiento, atención psicológica...”, cuenta González.

Antes de iniciarse el debate y de que los asistentes formularan sus preguntas hacia la mesa, Olivia Moratilla, recuperada de un cáncer de mama sufrido hace 5 años, aportó su testimonio sobre la enfermedad, que en su caso fue “hereditaria”, ya que su madre padeció el mismo cáncer, y de lo que le aportó la AECC en su caso. “Mi experiencia ha servido, incluso, para que miembros de mi familia tomen medidas para prevenir cualquier tipo de cáncer”, cuenta la voluntaria de la AECC, que ejerce en el Hospital HM Sanchinarro.