“Autodeterminación al final de la vida”, propuesta de la trabajadora social de la AECC en la Universidad de Comillas

La sala de conferencias del campus madrileño de Cantoblanco, de la Universidad Pontificia de Comillas ICAI – ICADE, de Madrid, albergó en la mañana del miércoles 17 de mayo la 2ª Jornada sobre Trabajo Social Sanitario, ‘Los límites de la autonomía y la participación en salud’, organizada por el Departamento de Sociología y Trabajo Social de la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales y que contó con profesionales de la AECC de Madrid tanto en una de las ponencias como asistiendo al repleto auditorio.

Susanne Margret y Almudena Juárez, decana de la Facultad de Ciencia Humanas y Sociales y jefe de estudios de Grado en Trabajo Social, respectivamente, ambas pertenecientes a la Facultad de Ciencias Humanas y Sociales de la Universidad Pontificia ICAI-ICADE, fueron las encargadas de inaugurar y presentar la jornada; mientras el consejero de Sanidad de la Comunidad de Madrid, Jesús Sánchez, presidió la clausura.

Tras la ponencia marco, dedicada a exponer los límites de la autonomía y la participación en salud a través de una reflexión desde el principio de la justicia, dieron comienzo dos mesas redondas, la primera bajo el título ‘Cuando no podemos decidir… o deciden por nosotros’ y una segunda, ‘¿Cuándo no nos está permitido decidir?’, en las que tomaron parte profesionales contrastados del ámbito de la salud, la sociología y el trabajo social, principalmente.

En la primera de las mesas participó la responsable del Departamento de Trabajo Social de la AECC de Madrid, Begoña de Cevallos, que planteó su exposición con el título ‘Autodeterminación al final de la vida’. Junto a ésta estuvieron presentes Marta Bordons, del Hospital Infantil Niño Jesús, y Julia de Frutos, coordinadora de calidad del grupo ORPEA, con la moderación de Rosario Luis-Yagüe, delegada en Madrid de la Asociación Española de Trabajo Social y Salud.

“Para poder elegir cómo morir es muy importante que empecemos a perderle el miedo a la muerte”, apuntaba De Cevallos, que hizo hincapié en la mesa en la necesidad de que el trabajador social sanitario “realice labores comunitarias ayudando a la población a perder el miedo a la muerte”. Este punto procede de la Investigación realizada el año pasado en la que colaboraron la AECC y Consejo de Trabajo Social, donde se preguntaba a trabajadores sociales de toda España y que deparó que 52% de los trabajadores sociales consideró un “reto clave de la profesión” el trabajo comunitario con la muerte.