El cáncer de colon, conferencia-taller a los empleados de la Universidad Pontificia Comillas

El cáncer de colon, objeto de una conferencia-taller a  los empleados de la UP Comillas

El 31 de marzo se celebraba el Día Mundial contra el Cáncer de Colon; por este motivo dos profesionales del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la AECC de Madrid se desplazaron a la sede central de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, de Madrid, para impartir una conferencia-taller sobre esta enfermedad, “la de más incidencia en España tiene si juntamos a varones y mujeres”, recuerda la doctora Elena Segura.

Una veintena de empleados del prestigioso centro universitario, fundado en 1890 en Comillas (Cantabria) y trasladado a Madrid en 1969, entre los que se encontraban algunos docentes, asistió a la cita con la AECC, siendo la primera en intervenir la psicóloga Cristina Sanz, a través de un “taller de alimentación saludable”.

Los asistentes “trabajaron sus fortalezas para conseguir una vida más saludable”, apuntó Sanz; que les proyectó un vídeo, llevó a cabo una dinámica en la que cada uno cogía tarjetas en las que identificaban su tipo de alimentación y luego se pusieron en común “para entender que el estilo de alimentación está influido por muchos factores, que se pueden cambiar y mejorar”.

La psicóloga de la AECC también desarrolló una visualización de los hábitos de alimentación de la infancia y los compararon con los actuales, “todo ellos en un ambiente muy participativo y positivo”. Para estas dinámicas, la psicóloga utilizó papel a rellenar para las dinámicas, tarjetas con las emociones escritas, un vídeo y la lectura de dos cuentos, uno al principio y otra al final “a modo de parábolas”.

La segunda en intervenir fue la doctora Segura, que afirmó que en el caso del cáncer de colon se puede hacer prevención en sus tres niveles: primaria, secundaria y terciaria.

La prevención primaria consiste en llevar un estilo de vida saludable, evitando la obesidad, realizando ejercicio físico, comienzo fruta, verdura y fibra dietética; ésta última, en cereales integrales, legumbres y en las propias frutas y verduras; además de disminuir el consumo de carmes rojas y carnes saturadas.

En cuanto a prevención secundara, la doctora Segura se centró en el diagnóstico precoz, en el que destaca la prueba de sangre oculta en heces (TSOH); y si ésta es positiva, hay que pasar a la colonoscopia. El diagnóstico precoz se aconseja a partir de los 50 años y en personas con antecedentes en cáncer de colon, “lo mejor es empezar lo antes posible y acudir al médico al menor indicio”.

En cuanto a los posibles tratamientos, destaca la cirugía, quimioterapia… “aunque con un alto índice de curación si es in situ, y va disminuyendo a un 5% de supervivencia en estadio cuatro”.

Finalmente, la especialista habló de la rehabilitación terciaria, que trata de la adaptación a la vida normal de una persona que ha tenido cáncer de colon con el objeto de que vuelva a su día a día habitual, anterior a la enfermedad.

La prueba de TSOH “es muy sencilla, aséptica y fácil de recoger”, asegura la ponente, que la detalla como una prueba “muy sensible, pero poco específica, porque hay que seguir analizando tras un positivo”.