La Compañía Serrana de Comedias recauda 870 euros para la AECC de Becerril de la Sierra con una obra de Alonso Millán

La obra de teatro del autor madrileño Juan José Alonso Millán ‘El cianuro… ¿solo o con leche?’, protagonizada por la Compañía Serrana de Comedias -con más de veinte años de historia- y dirigida por Paloma Catalán y Natxo Lucas, se representó en la tarde del domingo 14 de enero en el Centro Cultural de Becerril de la Sierra, en memoria de Paqui Rodríguez -miembro de la compañía fallecida de cáncer de pulmón en septiembre del año pasado- y a favor de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC).          

El coqueto auditorio del centro se llenó para la ocasión, “a pesar de que muchos de los espectadores ya habían visto la obra en otras ocasiones, es de agradecer que por una buena causa vuelvan a verla”, afirma Carmen

Montalvo, delegada de la AECC en la localidad, que agradece también el gesto de la Compañía Serrana por haber destinado los ingresos de su cuarta representación de esta obra a la AECC. El Ayuntamiento colaboró en la iniciativa y su concejala de Cultura, Servicios Sociales, Mujer, Mayores y Familia, Patricia Martín, acudió a la cita.

Norberto Álvarez, actor y organizador, cree “que el público salió satisfecho tras casi dos horas de función”, que contó con una introducción previa -con imágenes- de la directora de la obra, realizando un emotivo recuerdo a la componente del grupo fallecida. La recaudación obtenida fue de 870 euros. “Cada año, la compañía dedica una de sus representaciones a un fondo benéfico y este año, por lo ocurrido con nuestra compañera, la decisión de dedicarlo a la AECC ha sido unánime”, apunta Álvarez, que interpretó a ‘Enrique’, “el personaje triunfador, el que mejor cae”.

“Nos hemos reído mucho”, manifiesta Montalvo, tras presenciar esta pieza teatral llevada no solo a las tablas, sino también al cine y a la televisión. La comedia, estrenada el 7 de junio de 1963 en el desaparecido Teatro Beatriz de Madrid, se sitúa en invierno extremeño de 1925, en una casa de Badajoz. Allí se está tramando un asesinato de un nonagenario con una dosis de cianuro. A partir de ahí, los personajes -la mayoría de la familia- van formando la trama de humor negro, en la que también salen a la luz todo tipo de trastornos en cada uno de los protagonistas.