Conseguido el Reto Runspiral 280 Km Nonstop

Momento de la llegada al Pico del Teide tras 280 kilómetros sin descanso

Llegada al Pico del Teide tras 280 kilómetros sin descanso

El pasado lunes Darío Dorta y su equipo llegaron al Pico del Teide dando por finalizado su reto Runspiral 280 km nonstop atravesando Tenerife por una causa solidaria. El recorrido establecido fue completado por un animado grupo de corredores que afrontaron con Darío la última y exigente etapa, que incluía el ascenso al punto más alto de España. La aecc de Santa Cruz de Tenerife, beneficiaria de este emocionante proyecto, estuvo presente en todas las etapas del reto con una carpa informativa en la que se podían depositar donativos y recoger información sobre la enfermedad y su prevención, así como de los servicios que se prestan en nuestra provincia.

El reto comenzó el viernes 14 de septiembre con la emocionante salida que se dio desde la Plaza de España de Santa Cruz de Tenerife, donde Darío Dorta partió con un grupo de compañeros corredores que se sucederían a lo largo de las diferentes etapas. Junto a ellos, numerosos aficionados al deporte se unieron a Runspiral acompañando a los protagonistas del reto, tanto en éste como en los restantes trayectos. La primera parada en la Plaza del Cristo de San Cristóbal de La Laguna se desarrolló unos minutos antes de lo esperado, una prueba del excelente estado de forma que demostraría Darío a lo largo de estos días. La última parada del día se realizó en el municipio de Candelaria, desde donde el grupo de Runspiral partió para enfrentarse la primera noche del reto.

La jornada del sábado se hizo especialmente dura por las altas temperaturas que tuvieron que afrontar los corredores en su trayecto por el sur de la isla de Tenerife. A pesar de las dificultades, Darío Dorta consiguió liderar el grupo y llegaron tanto a Vera de Erques, como a la plaza de Guía de Isora con puntualidad. Allí, numerosos aficionados al deporte le ofrecieron una calurosa acogida, al estar incluida la llegada en los actos de las fiestas municipales.

La segunda noche del reto discurrió por los duros senderos del noroeste de la isla que llevan hasta Buenavista del Norte, lugar de origen de Darío Dorta. Allí precisamente, fue recibido por familiares, amigos y vecinos que quisieron saludarlo y transmitirle su apoyo a la gesta que estaba realizando. Desde este municipio, un numeroso grupo de corredores lo acompañó hasta Garachico. Al mediodía del domingo se inició una de las etapas más duras del trayecto, tanto por la orografía y el calor que debieron soportar, como por la fatiga acumulada al haber estado tanto tiempo realizando este titánico esfuerzo sin descansos prolongados. La última parada del trayecto de Runspiral se realizó en el municipio de Los Realejos, desde donde partió la expedición Runspiral para afrontar la subida al Parque Nacional de Las Cañadas del Teide y la ascensión al pico.

Aproximadamente a las 9:15 horas del lunes 17 Darío Dorta llegó al punto final de su reto acompañado de su familia y amigos más cercanos, dando por completado el proyecto que se había comenzado a gestar hace más de tres años, motivado por sus experiencias personales y su ambición de aportar en la lucha contra el cáncer. Previamente, en la Estación Superior se habían vivido unos inolvidables momentos de encuentro entre familiares y amigos con el grupo que había afrontado la dura ascensión. La emoción continuó con las constantes muestras de afecto que llegaban a través del teléfono y las redes sociales, que comenzaron a hacerse eco de la gesta y con el descenso a la Estación Base del Teleférico del Teide, donde esperaba gran parte de los colaboradores del proyecto y los amigos que habían estado apoyando  esta idea desde el inicio.

La aecc de Santa Cruz de Tenerife quiere agradecer a todas las personas implicadas en la puesta en marcha de Runspiral, especialmente a Darío Dorta por la asombrosa capacidad de esfuerzo, sacrificio y voluntad mostrada durante la preparación para el reto y la incondicional sonrisa con la que ha recibido a todas las personas que querían saludarlo durante la prueba. Igualmente, queremos agradecer la generosidad de la familia de Darío y de sus amigos, por dedicar su tiempo y energía a poner en marcha un proyecto benéfico como éste y afrontar este reto con una gran ilusión que nos han transmitido desde el primer día en el que nos dieron a conocer la idea. No podemos dejar de reconocer el maravilloso ambiente que se ha vivido durante los días previos al reto y en el trepidante fin de semana recorriendo la isla tras Darío Dorta. Todos los representantes de la aecc nos hemos sentido parte de esta gran familia de Runspiral y nos han emocionado hasta la lágrima con la consecución de este objetivo y con el espíritu de hermandad y de equipo del que nos han hecho partícipes.