Desfile Anual Mucho por vivir 2012

No son modelos profesionales ni pretenden acaparar la portada de la revista "Vogue", aunque pisan la pasarela con seguridad, la misma con la que se enfrentan al cáncer de mama. Son trece mujeres corrientes que a través del desfile anual que organiza la junta local de Vigo de la Asociación Española contra el Cáncer quieren hacer un llamamiento a la esperanza, poniéndose como ejemplo de que es posible superar esta enfermedad.

Berta Pérez solo tiene 47 años, aunque es la modelo más veterana del desfile de corsetería y moda de baso para mujeres postmastectomizadas que organiza la junta local viguesa de la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), en el que ha participado en diez de sus doce ediciones. Le diagnosticaron cáncer de mama hace algo más de diez años y decidió plantarle cada. Hoy puede decir que ha superado la enfermedad. "Ya me han dado el alta", asegura esta viguesa, auxiliar de clínica, que desde este año colabora como voluntaria en el servicio de apoyo hospitalario a enfermos de cáncer que presta la asociación. "Lamentarte no te sirve de nada. La actitud que adoptes ayuda a los médicos, al tratamiento... No hay que dejarse vencer por la enfermedad y aprovechar los ratos buenos que tengas para hacer lo que te gusta. Mirar hacia adelante", afirma Berta, quien reconoce que el apoyo de la familia y de la aecc es también muy importante.

En este sentido, Elisa Alonso, una de las psicólogas de la asociación en Vigo, asegura que tratar las implicaciones psicológicas de la enfermedad es tan importante como el tratamiento médico. "Precisamente mostrar que esta enfermedad se puede superar es uno de los objetivos del desfile que organizamos todos los años. No es solo exhibir la corsetería y ropa de baño para mastectomizadas", comenta.

Con el carnaval de Venecia como telón de fondo y el lema "Mucho por vivir", el desfile celebrado el día 30 de mayo en el Círculo Mercantil, mostró sobre la pasarela trece ejemplos de superación y de coraje, trece mujeres entre 45 y 67 años que constataron que el cáncer de mama se puede superar y que una mujer puede sentirse bien tras someterse a una mastectomía.

"Hay quienes no se someten a una cirugía reparadora por miedo a volver a pasar por el quirófano y prefieren recurrir a las prótesis mamarias. Pero hoy, afortunadamente, hay prendas especiales con las que estas no se notan y esto es importante para que la mujer se sienta bien", explica la especialista.

Más de medio centenar de modelos de ropa interior y de baño presentaron estas modelos, en un desfile que cerró el monologuista Oswaldo Digón, y que corroboró que queda aún "mucho por vivir" tras padecer un cáncer de mama.

*Noticia aparecida en el Faro de Vigo en su edición digital el dia 31 de mayo de 2012