El doctor guipuzcoano Fernando Fombellida muestra en la AECC de Madrid cómo cocinar para prevenir el cáncer

El doctor guipuzcoano Fernando Fombellida muestra en la AECC de Madrid cómo cocinar para prevenir el cáncer

Fernando Fombellida, nacido en Rentería (Guipúzcoa) en 1960, doctor en Medicina y Cirugía y especialista en Estomatología, presentó en la tarde del jueves 11 de febrero en el salón de actos de la AECC de Madrid su libro ‘Cocinar para vivir’, que ha escrito junto al cocinero donostiarra Andoni Luis Aduriz y publicado por la editorial Destino en 2015.

Durante más de dos horas de conferencia apoyada en imágenes y gráficos, el médico con al menos tres generaciones de su familia vinculadas a la cocina, expuso a los presentes -unos setenta- su visión de cómo reducir el riesgo de desarrollar un cáncer mediante la alimentación, aportando datos para relacionar la dieta con el cáncer. “Un 53,66% de la población relaciona la alimentación con el riesgo de padecer la enfermedad’, apuntó.

A continuación, Fombellida salió al paso de la genética aplicada al estudio de posibles cánceres señalando que “lo importante no son tus genes, sino lo que tú haces con tus genes”. Aseguró que la dieta, el estilo de vida o el entorno pueden llegar a modular la esperanza de vida de las personas.

En cuanto a la alimentación, destacó la gran importancia que posee el consumo diario de frutas, verduras y legumbres en la dieta cotidiana sobre otros alimentos; pero recordó que a la hora de adquirir estos productos el marketing de los supermercados puede llegar a ofrecernos alimentos que, en un principio, no íbamos a comprar, poniendo como ejemplo que cuando entramos en un centro a por leche y pan, éstos están separados de tal forma que “podemos dejarnos llevar por el marketing y adquirir otros muchas cosas que no necesitamos, repletas de grasa, sal y azúcar”.

Tachó el consumo de tabaco como la principal causa de cáncer, seguida de la mala alimentación, obesidad y falta de actividad física; y aconsejó la ingesta de alimentos que contengan fitoquímicos, vitaminas, minerales, oligoelementos y fibra dietética para ayudar a prevenir el cáncer. Asimismo, dio por bueno que en los platos debe haber una amplia “gama de color”, dando un tono a cada fitoquímico, emparejando éstos con frutas, legumbres y verduras de colores para cocinar o para realizar ensaladas y macedonias.

El doctor enumeró detenidamente las sustancias más cancerígenas que contienen ciertos alimentos al natural y, sobre todo, en su proceso culinario como los nitratos, nitritos, dioxinas, acrilamidas, sal, alcohol, pesticidas, fungicidas,…

Finalmente, como haciendo un guiño a su compañero de escritura, el cocinero Andoni Luis Aduriz, ofreció diversos consejos de cómo preparar y cocinar lo alimentos “con conciencia”. Enumeró la importancia de condicionantes como el remojo, pelado, lavado, troceado, tipos de cocción, destacando lo positivo de hacer los productos al vapor; frituras, “mejor con aceite de oliva virgen extra” y evitar las fritos fuera de casa; y las características de cocinar en horno, salteados, microondas o parrilla a la hora de comer sano.

Planteó ideas a la hora de elaborar dietas ricas con el objetivo de “utilizar la máxima cantidad de micronutrientes y fitoquímicos por caloría ingerida”, como detalla en repetidas ocasiones en su libro.

Como colofón a la charla, Fombellida apuntó que una dieta saludable “no está reñida con una dieta sabrosa”; que cocinando correctamente “no estamos exentos de sufrir un cáncer pero sí de minimizarlo”; y que tras adquirir, elaborar e ingerir los alimentos “son ellos los que nos cocinan a nosotros”.