El Ejército de Tierra y la Armada “combaten” en un partido de rugby contra el cáncer

El Ejército de Tierra y la Armada “combaten” en un partido de rugby contra el cáncer

El campo central de rugby del Estadio Nacional Complutense, de Madrid, fue escenario a mediodía del sábado 4 de febrero del primer Encuentro Benéfico de Rugby ‘Combate el Cáncer’, a beneficio de la AECC y de GEICAM, grupo en investigación en cáncer, que enfrentaba a los equipos del Ejército de Tierra y de la Armada, bajo la organización del Consejo Superior de Educación Física y Deportes de las Fuerzas Armadas y de la Universidad Complutense, al que acudió un gran número de aficionados a pesar del mal tiempo, aunque la lluvia respetó finalmente el acontecimiento.

Media hora antes del comienzo del partido masculino, se disputó un encuentro femenino de ‘seven’, entre la Universidad Complutense y un combinado de las Fuerzas Armadas, para despertar el interés del público ante el buen juego desplegado. Seguidamente, y tras las cumplidas presentaciones, fue el turno de los chicos de los ejércitos de Tierra y de la Armada. El encuentro concluyó con una amplia victoria del Ejército de Tierra, aunque el resultado, en esta ocasión 98-7, “era lo de menos”, apuntaban muchos de los jugadores y de los allí presentes, ya que el gran objetivo de la jornada no era ganar sino difundir el mensaje del Día Mundial contra el Cáncer a través del deporte, y especialmente del rugby.

Entre los asistentes al encuentro, se encontraban, entre otros, el director general del Consejo Superior de Deportes, Jaime González; el rector de la Universidad Complutense, Carlos Andradas; el general jefe de la Dirección de Acuartelamiento, Comandante Militar de Madrid y representante Institucional del Ejército de Tierra en las Comunidades de Madrid y de Castilla la Mancha, Fernando Aznar; el director de Enseñanza Naval (DIENA), el contralmirante Manuel María Romasanta; el presidente de la Federación Española de Rugby, Alfonso Feijóo; y la consejera de la AECC de Madrid Rosario Rodríguez.

El encuentro contó con entrada libre y fila cero; pero un buen número de aficionados aportó su donativo en los accesos de la instalación madrileña, que tiene a sus espaldas 74 años de historia. La AECC de Madrid instaló una mesa informativa, con huchas para recoger las aportaciones y manzanas, que, en el Día Mundial contra el Cáncer, no podían faltar, ya que era la fruta elegida por la Asociación, que, a modo simbólico, representaba este año la campaña de prevención divulgada. Además, la Federación Española de Rugby apoyó con una camiseta firmada por los jugadores de la Selección, que se sorteó en el partido; mientras que el tradicional tercer tiempo o tentempié se llevó a cabo en los cuarteles de El Pardo.