Empleados de Cepsa aprenden a leer las etiquetas de los alimentos en una ponencia del Dr. Méndez

Empleados de Cepsa aprenden a leer las etiquetas de los alimentos en una ponencia del Dr. Méndez

Hacía tiempo que el doctor Santiago Méndez no hablaba en sus intervenciones en empresas de algo tan específico como de la lectura del etiquetado de los alimentos. “No hay que obsesionarse, pero sí informarse”, señala.

La conferencia ‘Leyendo las etiquetas de los alimentos’ fue impartida en la tarde del lunes 12 de junio ante medio centenar de empleados de la compañía petrolera Cepsa en el auditorio de su sede central de Torre Cepsa, de Madrid, y alguno más a través de conexión por internet desde Barcelona.

Los conceptos de alimentación, nutrición y etiquetado abrieron la ponencia. “La alimentación tiene un elemento consciente de elección del alimento, pero la nutrición es un hecho fisiológico, donde entran la absorción, digestión, metabolismo y excreción”, declaró.

En la elección de los alimentos, donde se tiene poder de decisión, toma protagonismo una herramienta de información “fundamental”: la etiqueta. Méndez dio un repaso a términos que aparecen en el etiquetado como la fecha de caducidad, consumo preferente, denominación de origen y la información que, por ley, debe aparecer en la etiqueta, tanto de los alimentos envasados como en los frescos.

A continuación, el ponente expuso las denominaciones bajo en…, ligth, enriquecido con…, entre otras. El especialista en prevención de la AECC hizo hincapié en que ciertas declaraciones hechas en los etiquetados “deben estar refrendadas por el conocimiento científico y, en ciertos casos, autorizadas, sobre todo las que hacen referencia a la salud o a los niños”, apuntó.

El etiquetado “no debe llamar a confusión ni resaltar propiedades comunes a todos los alimentos del mismo grupo, ni provocar miedo ni inducir a creer que, con una alimentación sana y variada no se pueden adquirir los nutrientes necesarios”, afirma el doctor.

Finalmente, se proyectaron varios ejemplos de etiquetas “que pueden llamar a engaño”, bien por resaltar un componente que no es mayoritario, por utilizar el término natural, bebidas sin alcohol pero que contienen algo de alcohol, presentaciones con más prestigio o aparentemente más calidad de lo que realmente tienen.