Enfoque integral del cáncer aecc Navarra

La Asociación Española contra el Cáncer en Navarra celebró en Pamplona un coloquio sobre el enfoque integral del cáncer

La charla estuvo enmarcada dentro de los actos que conmemoran el Día Mundial contra el Cáncer, que tiene lugar este sábado, 4 de febrero.

La incidencia de cáncer en Navarra según los últimos datos disponibles del Registro de Cáncer es de 4.000 casos anuales.

En Navarra se producen al año 1.501 defunciones 913 en hombres y 588 en mujeres a causa del cáncer.

Pamplona, 02 de febrero de 2012.- La Asociación Española contra el Cáncer en Navarra celebró un debate-coloquio con motivo del Foro nacional “Por un enfoque integral. Prevención y atención multidisciplinar” que desde Madrid se ha emitido en directo a través de una pantalla instalada en la Residencia Fuerte del Príncipe de Pamplona. En el acto participaron Ruth Vera, Directora Médica del Complejo Hospitalario de Navarra; Marisol Aranguren, Directora del Instituto de Salud Pública de Navarra y Maite Bengochea, psicóloga Asociación Española Contra el Cáncer en Navarra.

El acto consistió, una vez retransmitido en directo el Foro desde Madrid, en un debate coloquio donde participaron diferentes profesionales del sector de la sanidad así como voluntarios, profesionales, empresas o entidades y asociaciones relacionadas en la lucha contra el cáncer.

El coloquio comenzó con la intervención del presidente de la Junta Provincial de Navarra de la Asociación Española contra el Cáncer (aecc), Alfonso López Vallejos, que destacó la labor que se realiza en esa continua mejora por apoyar al paciente y a su entorno familiar a través principalmente, del apoyo psicológico prestado por el equipo profesional que existe en la asociación.

Acto seguido, comenzó su intervención la Directora Médica del Complejo Hospitalario de Navarra, Ruth Vera, que destacó que el cáncer es la primera causa de mortandad en los hombre de Navarra (34,1%) y la segunda en las mujeres (23’6%). También quiso destacar la labor realizada por los voluntarios y profesionales de la asociación en ese apoyo continuo y acompañamiento, que el sistema sanitario no ofrece. Vera también indicó los puntos a trabajar del tratamiento multidisciplinar del cáncer como son las medidas de prevención y diagnostico precoz, los tratamientos, los cuidados paliativos, la investigación y la gestión y organización en dicha materia.

La siguiente en intervenir ha sido Marisol Aranguren, Directora del Instituto de Salud Pública de Navarra, que manifestó que el cáncer es una enfermedad en gran parte prevenible. De hecho, se considera que hasta un 40% de los casos de cáncer podrían evitarse con medidas relacionadas con la dieta, el control del peso, la actividad física y evitar el tabaco y alcohol. “El ejercicio físico ha demostrado un papel muy relevante en la prevención de muchas enfermedades crónicas, en el cáncer e incluso en la prevención de la dependencia en la vejez”, ha matizado Aranguren.

Asimismo, destacó que la incidencia de cáncer  en Navarra según los últimos datos disponibles del Registro de Cáncer  es de 4.000 casos anuales. “Es un problema de primera magnitud ya que afectará a uno de cada tres hombres y una de cada cuatro mujeres a lo largo de la vida. En España se estima una incidencia de 200.000 casos anuales. Para el año 2012 se estima que se diagnosticará un 11% más de casos que en el año 2006 por lo que los casos anuales en Navarra serán de 4.250”, ha concluido Aranguren.

Finalmente, como colofón al coloquio con motivo de la celebración del Día Mundial contra el Cáncer que se celebra el próximo sábado, 4 de febrero, ha intervenido Maite Bengochea, psicóloga de la Asociación Navarra contra el Cáncer, que quiso reflejar las principales labores que ejercen con los pacientes, sus familiares y el entorno que les rodea. En este sentido, Bengochea ha destacado también el trabajo que realizan en la prevención del cáncer a través de campañas especiales con niños y jóvenes así como las diferentes charlas divulgando el código europeo contra el cáncer, etc. Y en segundo lugar, ese contacto diario con los profesionales sanitarios, ese período de diagnostico de la enfermedad, de adaptación a la misma y el apoyo  a la familia como al entorno dándole pautas en la comunicación como acompañamiento al enfermo. En definitiva, una atención integral no sólo al enfermo sino a familiares y su correspondiente entorno.