Entrevista César Dorta Runspiral

Runspiral 2012

Dario Dorta, protagonista de Runspiral

 

A pocos días del inicio de Runspiral 2012, 280 kilómetros non stop atravesando Tenerife por una causa solidaria, la aecc en Santa Cruz de Tenerife quiso conocer las impresiones de César Dorta, director técnico del proyecto y hermano de Darío Dorta, el deportista tinerfeño que recorrerá la isla de Tenerife a partir del 14 de septiembre.

 

¿Cómo surgió la idea de Runspiral?

La idea comenzó a gestarse hace cuatro años. Darío ha tenido una larga carrera como  deportista de alto nivel, en los últimos años más relacionada con la montaña. Runspiral surgió de la combinación de dos ideas, la búsqueda de un desafío personal en torno a la montaña y el convencimiento de que este reto tenía que ser en beneficio de los pacientes oncológicos. Nuestra familia ha sido duramente golpeada por esta enfermedad y Darío quería hacer algo, aportar en la lucha contra el cáncer. Por otro lado, también quería que se realizara en la isla de Tenerife y que el trayecto pasara por la zona de Los Carrizales, Masca, Buenavista y Los Silos, de donde es nuestra familia y que terminara en el Pico del Teide. Con estas ideas iniciales, hemos estado trabajando estos años buscando cómo enlazar los diferentes tramos del recorrido y hacer posible este reto. La isla de Tenerife cuenta con una orografía especial, lo que ha hecho que el trazado de la prueba haya sido modificado varias veces buscando las mejores condiciones. Éste es un proyecto único, sabemos que hay carreras competitivas de hasta 300 kilómetros, pero no hay ninguna prueba de las características de la nuestra y con un fin benéfico.

¿Cómo se prepara una prueba deportiva como ésta con 280 kilómetros?

No cualquier deportista puede enfrentarse a un reto como éste. Darío se ha estado preparando para Runspiral desde la última vez que compitió en una prueba de ultradistancia. Ahora mismo ya ha bajado el ritmo de los entrenamientos con la intención de recuperar, coger peso, cuidar la alimentación, etc. Pero durante los meses previos el nivel de los entrenamientos ha sido durísimo, con semanas de más de 250 kilómetros de carrera, estancias largas en Las Cañadas con periodos de descanso y de nuevo volvíamos a Las Cañadas para la aclimatación y aprovechar los beneficios del entrenamiento en altura.

Darío también ha estado preparando psicológicamente el reto con Leocadio Martín, psicólogo y colaborador del proyecto. Han estado visualizando todo el trayecto, incluso las dificultades de momentos como la ascensión final. Mi hermano ha estado entregado en cuerpo y alma a los entrenamientos, esto ha sido posible gracias al apoyo incondicional de su mujer e hijos. Incluso en el mes de agosto éstos han estado fuera de Tenerife, permitiendo que Darío se pudiera dedicar a preparar el reto en exclusiva. Para afrontar algo así, hace falta tener una pareja que lo entienda y su mujer ha estado en todos los proyectos de Darío, en Runspiral también será así. Mi familia y la de Darío estarán presentes en todo el recorrido.

¿Cuáles son tus preocupaciones frente al enorme esfuerzo que conllevan los 280 kilómetros?

Darío dice que yo soy sus ojos y así es, porque mi misión que cualquier aspecto relacionado con Runspiral esté controlado y conseguir que él se limite a correr. La comida es una de mis obsesiones. Aunque estamos respaldados por una marca de suplementación deportiva, nuestra intención es que Darío coma lo más sano posible y  con la mayor cantidad de sólido. En este sentido, como la comida de una madre no hay nada y mis padres van a seguirnos en toda la ruta apoyándonos en este aspecto. Indudablemente tendrá que tomar agua, bebidas isotónicas, barritas energéticas, geles o glucosa, pero la sopa de pollo de mi madre y sus dulcitos no van a faltar.

El sueño es otro factor importante, pero no vamos a utilizar ningún tipo de estimulante como el café para no alterar los valores del organismo. Para evitar el sueño, el equipo de Runspiral utilizará sus propios recursos para motivar a Darío y procurar que se vea afectado lo menos posible por este aspecto.

A nivel físico, me preocupa el sufrimiento que se va ir acumulando en las articulaciones durante el reto. Se va a combinar el paso por asfalto y por senderos. Aunque el terreno de montaña es exigente a nivel articular me preocupa más el asfalto por el impacto del pie en esta superficie. Va a haber zonas en las que tendrá que correr durante muchos kilómetros por asfalto, por ejemplo en los alrededores de Buenavista.

A nivel técnico, me preocupan los tramos abiertos al tráfico. Tenemos la autorización de Carreteras del Cabildo de Tenerife y contaremos con el apoyo de la Guardia Civil, pero no es lo mismo correr recién levantado que con todo el esfuerzo que se acumulará durante Runspiral. Por ejemplo, el tramo que irá desde Buenavista a Garachico se realizará después de dos noches sin dormir, lógicamente puede haber una disminución de los reflejos y cualquier hueco en la carretera puede jugar una mala pasada.

¿Cómo será el apoyo que recibirá Darío durante el trayecto?

En este proyecto hay un equipo detrás de casi cincuenta personas. Nuestros compañeros del equipo Vidatrail acompañarán a Darío en todo el trayecto. En todo momento habrá tres coches de apoyo siguiendo a Darío con mudas de frío y de calor, tres pares de zapatillas de asfalto y tres de montaña, neveras de 175 litros, botiquín, productos para comer y bebidas, etc. Durante todo el reto estará también su fisioterapeuta las veinticuatro horas acompañándonos y habrá médicos que estarán pendientes en todo momento de Darío. Cruz Roja colabora también con Runspiral con una ambulancia que seguirá el recorrido de la prueba y en el tramo final desde Los Realejos hasta el pico del Teide estará la Unidad de Rescate de Montaña.

Cuando todo termine, Darío va a quedarse en el Parador de Las Cañadas porque nos han aconsejado que durante las primeras 24 horas no debe perder altura y va a estar acompañado de un médico ese tiempo. El reto no terminará cuando llegue al Pico del Teide sino 24 horas después, tras haber estado en vigilancia tras este esfuerzo prolongado y cuando todas sus constantes vuelvan a la normalidad esperada.

Durante los cuatro días tendremos seguimiento de Runspiral a través de las redes sociales. Desde que se presentó el proyecto hemos tratado de estar activos con perfiles en Facebook y Twitter, cuando Darío ya esté en marcha vamos a tener un seguimiento con fotos, comentarios de lo que va ocurriendo, actualizando con indicaciones de los puntos a los que va llegando. Por otro lado, la Agencia Canaria de Noticias es colaboradora de Runspiral, el periódico Diario de Avisos realizará un seguimiento real continuo a través de su web y hay otros medios interesados en cubrir el evento.

La semana pasada leíamos las impresiones de Darío sobre el reto, la llegada al pico del Teide y ese café que planea tomarse al terminar. ¿Tú que te imaginas de ese momento? ¿Cómo valoras la puesta en marcha de un reto como éste?

Nuestro equipo está convencido al 100% de que va a llegar, no tenemos ninguna duda de que va a salir adelante y de que lo va a conseguir. Yo mismo me encargaré de subir el termo y terminar tomando ese café en el pico, aunque seguramente estaremos todos muy emocionados. Ahora mismo nos impresiona la repercusión que ha tenido Runspiral, nos asombra cómo ha crecido nuestra idea y cómo se ha interesado por nosotros muchísima gente, incluso medios de comunicación extranjeros. Pero para mí fue especialmente sorprendente que nuestro abuelo de ochenta años se enterara por la televisión de nuestro reto. A Darío le han impactado mucho lo que la cuenta la gente por la calle, las historias personales con la enfermedad que le cuentan a través de nuestra web y los agradecimientos que le llegan por lo que va a hacer.

¿Se puede colaborar todavía con Runspiral?

Se puede comprar la camiseta de Runspiral en los establecimientos que se indica en nuestra web, pero también durante el reto habrá una serie de paradas de minutos en algunos municipios. Dos horas antes del paso de Darío estaremos en esos lugares para la venta de camisetas y con la carpa de la Asociación Española Contra el Cáncer en la que habrá una hucha para quienes quieran depositar su donativo. Los que quieran correr con Darío, podrán acompañarlo durante algunos kilómetros en los tramos concertados con los municipios tras las paradas. Nuestra intención es que estas partes del recorrido sean una fiesta, Darío va a ir tranquilo y queremos que la gente nos acompañe corriendo, andando, cantando o dando palmas… Obviamente, éste es un proyecto benéfico y un céntimo que nos den lo vamos a agradecer, pero también nos gustaría que quienes vean pasar al equipo de Runspiral animen y aplaudan a Darío.