“Estrellas de la dieta mediterránea”, un libro saludable

Estrellas de la dieta mediterránea

La UNESCO declaró el 4 de diciembre de 2013 la dieta mediterránea como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, y el 11 de diciembre de 2014, con motivo del primer aniversario de dicha efeméride, tuvo lugar la presentación, en las instalaciones de la Fundación La Caixa de Palma, del libro “Estrellas de la dieta mediterránea”, en el que se recopilan 85 alimentos producidos en las Illes Balears junto con un análisis de sus contenidos nutricionales, medicinales y alimenticios y la imagen de un conocido rostro de nuestra Comunidad Autónoma a modo de embajador de dicho producto.

El libro, que está ilustrado con las imágenes realizadas por el fotógrafo Óscar Pipkin, está patrocinado por la UNESCO, y los textos han sido redactados por expertos en la materia y coordinados por la Dra. Joima Panisello, Presidenta de la Fundació per al Foment de la Salut (FUFOSA).

Tras la solicitud por parte de los patrocinadores de la obra a nuestra Junta de Balears de la aecc de contar con nuestra aportación, aceptamos con agrado la propuesta, participando en la introducción del libro con un texto elaborado por el Dr. Javier Cortés, Consejero Nacional y Presidente del Comité Técnico de esta Junta de Balears de la aecc, basado en diversos estudios realizados que analizan hábitos de alimentación de los españoles; mientras que por otra parte, la Presidenta de nuestra Asociación en Baleares, Teresa Martorell, prestó su imagen como embajadora de uno de los productos estrella de la dieta mediterránea: la almendra. Así, las páginas 26 y 27 de la obra están dedicadas a los componentes y propiedades del citado fruto seco, que Teresa Martorell muestra en un cuenco de barro, y que es uno de los productos más característicos de Mallorca, recomendándose la ingesta de entre tres y siete raciones por semana de unos 20-30 gramos cada una.

 El acto de presentación contó con la participación de Miguel Segura, Director de la Plataforma Audiovisual de la UNESCO; Luis Ramallo, Presidente de la Comisión Española de Cooperación con la UNESCO; José Ramón Bauzà, Presidente del Govern de les Illes Balears; Jaume Juan, Conseller Executiu de Presidència; Joima Panisello, Presidenta de la Fundació per al Foment de la Salut; y Ángel Morillas, Coordinador Estatal del Proyecto de Patrimonio Mundial de las Escuelas Asociadas a la UNESCO. 

La jornada se inició con la música del guitarrista Sebastián Segovia, alumno del Conservatorio Superior de Música de Balears, tras cuya actuación tuvo lugar una proyección de las fotografías de Mallorca y de los representantes de la dieta mediterránea.

Tras la presentación del libro y la foto de grupo con los embajadores de la dieta mediterránea, se llevaron a cabo dos conferencias: una a cargo de la autora del volumen, Dra. Joima Panisello, bajo el título “Alimentos y bondades de la Dieta Mediterránea” y la segunda pronunciada por el historiador, profesor de arte y coordinador de diversos proyectos vinculados a la UNESCO, Ángel Morillas, quien abordó los “Patrimonios de la Humanidad en Balears”.

La parte final de dicha jornada contó con una sabrosa degustación de productos de la tierra que hizo las delicias de los allí presentes.

La dieta mediterránea frente al Cáncer de Mama

Gracias al esfuerzo y solidaridad de miles y miles de personas, buena parte de los fondos aportados por la sociedad se destinan a la investigación oncológica de calidad, como en el caso del proyecto EpiGEICAM, uno de los mayores estudios epidemiológicos en cáncer de mama realizados en España, promovido por el Grupo Español de Investigación en Cáncer de Mama (GEICAM) en colaboración con el Instituto de Salud Carlos III y financiado por la Asociación Española contra el Cáncer.

Un proyecto de investigación colaborativo a nivel nacional que analiza la relación entre la dieta y el desarrollo de cáncer de mama a partir de un total de 1.017 casos y 1.017 controles que han sido reclutados por investigadores de GEICAM en los servicios de Oncología de 23 centros hospitalarios españoles, y que arroja una conclusión rotunda: el consumo de alimentos de la Dieta Mediterránea podría reducir hasta un 30% el riesgo de desarrollar cáncer de mama.

Los investigadores identificaron en la población control tres tipos de dieta:

  • Occidental, que incluye un alto consumo de productos grasos, carne procesada, dulces, bebidas calóricas y registra un bajo consumo de cereales.
  • Prudente, caracterizada por el consumo de productos bajos en grasa, frutas, vegetales y zumos.
  • Mediterránea, que se identifica por la variedad de sus productos, como pescado, vegetales, legumbres, patatas, frutas, aceite y un bajo consumo de zumos y bebidas calóricas. 

Las conclusiones extraídas de dichas dietas fueron que mientras que la Dieta Mediterránea es la que ofrece más bondades al ser más equilibrada y puede reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama hasta en un 30%, especialmente en lo que se refiere a los tumores triple-negativos, generalmente más agresivos, para los que por el momento no existe un tratamiento quimiopreventivo, la dieta occidental es la más perjudicial para desarrollar este tipo de tumores, siendo lo más preocupante que es la que sigue un mayor número de mujeres jóvenes.

En un punto neutro se situaría la dieta prudente, que pese a ser la que menos grasa tiene, no se ha podido comprobar su mayor o menor incidencia en el desarrollo del cáncer de mama.

Por ello, entre los hábitos de vida más saludables, ahora más que nunca, se incluye a nuestra dieta mediterránea, que tenemos al alcance de la mano, y que ha demostrado su eficacia reduciendo hasta un 30% el riesgo de desarrollar un cáncer de mama.