Éxito del Foro de AECC Málaga

Éxito del Foro de AECC Málaga

El pasado 3 de febrero, para conmemorar el Día Mundial Contra el Cáncer (4 febrero) y siguiendo la línea de sede central de AECC, la Junta Provincial de Málaga realizó en el Museo Carmen Thyssen el Foro “Por un enfoque integral. Acompañando a las personas con cáncer. El valor del voluntariado para una atención de calidad”, que ha estado dedicado a reflexionar sobre el valor que aporta el voluntariado para una atención integral a pacientes y familiares en el proceso de afrontamiento del cáncer.

Entre las autoridades que nos acompañaron estaba Begoña Tundidor, Delegada de Igualdad, Salud y Políticas Sociales de la Junta de Andalucía en Málaga; Julio Andrade, Concejal de Derechos Sociales en el Ayuntamiento; José Luis Doña, gerente del Hospital Clínico y del Hospital Materno Infantil; José Bonilla, jefe de Servicio de Acción e Inserción Social; Alejandro Gornés, Jefe de planificación y evaluación asistencial; Víctor González Ramos, Coordinador del Voluntariado en Málaga; Daniel Moreno San Juan, jefe de servicio de atención ciudadana y representando a la AECC, el Presidente Provincial, Francisco Aguilar; el Dr. Antonio Rueda, presidente del Comité Científico en AECC Málaga y Rosalía Cortés Vega, presidenta del Comité de Acción Social.

Pero los verdaderos protagonistas de la jornada fueron los voluntarios y voluntarias que llenaron el salón de actos del Museo Thyssen y los que participaron en el Foro ofreciendo su testimonio personal. Varias fueron las conclusiones de ese día pero la más generalizada es que el voluntariado aporta valor evidente para una atención de calidad al paciente de cáncer y su familia.

También se destacó que las tareas que realizan los voluntarios son variadas y valoradas por pacientes y familiares. Cubren necesidades de apoyo social y benefician a quienes las emiten, a quienes las reciben y a quienes las presencian. La acción del voluntariado genera un bienestar mutuo tanto en los voluntarios como en los pacientes y familiares y en el entorno, mediante el encuentro y el compartir experiencias.

Por su parte, los profesionales sanitarios que nos acompañaron destacaron que la labor del voluntariado es imprescindible. Y reconocieron que ellos, gracias a la labor de los voluntarios, obtienen beneficios en lo referente a la descarga de trabajo, sobre todo de soporte emocional, y en su contribución a la tranquilidad de los pacientes. Pero para que todos estos beneficios sean una sólida realidad, hace falta conseguir la plena integración del voluntariado en el sistema sanitario.