Fines sociales en la declaración de la renta

Fines sociales

En 2011, a pesar del descenso del número de personas contribuyentes y de la cuantía recaudada, 53.000 personas más marcaron la casilla de Fines Sociales en exclusiva o junto con la de la Iglesia Católica, pasando de 9.419.095 a 9.472.767 personas contribuyentes solidarias.  

Además, gracias a las aportaciones de las personas que marcaron la casilla de Fines Sociales en su declaración de la Renta, el año pasado se pusieron en marcha un total de 1.082 programas, desarrollados por 410 entidades de acción social, entre las que se encuentra la aecc. 

De los 207 millones de euros distribuidos a programas de acción social -como los programas de atención a la mujer con cáncer de mama o los de ocio y tiempo libre para niños oncológicos que lleva a cabo la aecc- más de 125 millones se destinaron a programas dirigidos a personas mayores, a personas con discapacidad y al colectivo infancia y familia. Aun así, el año pasado se quedaron sin asignación más de 1.000 programas dirigidos a personas desfavorecidas.

Marcar la casilla de Fines Sociales es un gesto solidario que no cuesta nada, la persona contribuyente, al hacer la declaración de la Renta, no va a tener que pagar más ni le van a devolver menos. Además, también puede marcar la casilla de la Iglesia Católica junto con la de Fines Sociales y, de esta manera, destinará un 0,7 % a cada una de ellas. Simultaneando las dos casillas, la ayuda no se divide, se suma.

Más información