“Hay que acudir al ginecólogo como hábito de salud”, aconseja la doctora Elena Segura en Chapinería

“Hay que acudir al ginecólogo como hábito de salud”, aconseja la doctora Elena Segura en Chapinería

Uno de los edificios más emblemáticos de Chapinería, una pequeña localidad de poco más de dos mil habitantes situada al oeste de la Comunidad, el Palacio de la Sagra o Palacio del Marquesado de Villanueva de la Sagra, construido en el siglo XVII y adquirido por el Ayuntamiento en 1994, que hoy alberga la Biblioteca Municipal, el Centro de Internet, el Hogar de la Tercera Edad, el Centro de Información Turística y el Museo Etnográfico, acogió en la mañana del miércoles 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, una conferencia-taller de prevención ofrecida por la AECC.

Bajo el título de ‘Prevención del cáncer ginecológico’, la doctora Elena Segura y la psicóloga Cristina Sanz, ante una veintena de asistentes y tras la presentación de la concejala del Área de la Mujer, entre otros cometidos municipales, Nuria López, desarrollaron sendas intervenciones, donde el cáncer de mama y el de cuello de útero o cérvix fueron los protagonistas.

La doctora Segura dividió el cáncer ginecológico en dos grandes áreas, el cáncer mamario y el cáncer de cuello uterino. “Es necesario que las mujeres de entre 50 y 69 años se revisen las mamas periódicamente; incluso después de esa edad también deben autoexplorarse y acudir al ginecólogo si se observa alguna alteración en las glándulas mamarias”.

Y si para prevención del cáncer de mama acudir al especialista debe ser un “hábito de salud”, para prevenir el cáncer de cuello de útero “no hay que hacer menos”, aconseja la médico. “El virus del papiloma humano (VPH) es el causante de la infección y cronificación de este tipo de enfermedad”; para luchar contra él existe una vacuna, que en la Comunidad de Madrid se aplica a todas las adolescentes de 14 años, recuerda la ponente.

Tanto Elena Segura como su compañera Cristina Sanz coinciden en que “hay que tener una actitud preventiva intensa, tanto en prevención primaria como en secundaria”. A lo que Segura añade que hay que continuar realizándose revisiones ginecológicas “aún sin pareja o haga tiempo que no se mantengan relaciones sexuales”.

Por su parte, la psicóloga de la AECC madrileña realizó un taller de atención consciente para trabajar las emociones, como el miedo o la incertidumbre, “que pueden llevar a no realizarse las pruebas de diagnóstico precoz que aconsejamos”.

Sanz está convencida de que el “mero conocimiento o la información no bastan para dar el paso a la conducta del autocuidado”, por lo que la profesional de la AECC ofreció distintas técnicas y consejos para llegar a convencerse de la importancia de dar ese paso, el de acudir al ginecólogo.

Entre las asistentes a la conferencia-taller, se encontraban presentes, entre otros, la delegada de la AECC en el municipio, Carmina Domínguez, y la bibliotecaria del centro, que ofreció su apoyo en todo momento para la celebración de este acto, Mónica Fraile.