Hospital ‘Infanta Elena’ de Valdemoro reúne a tres profesionales de la AECC para impartir una conferencia-taller sobre tabaco

Hospital ‘Infanta Elena’ de Valdemoro reúne a tres profesionales de la AECC para impartir una conferencia-taller sobre tabaco

El doctor Santiago Méndez, psicólogo Pedro Aguilar y la responsable del Voluntariado de la AECC en el Hospital ‘Infanta Elena’, de Valdemoro, Mati Pérez, protagonizaron en la mañana del viernes 10 de junio una conferencia-taller motivacional sobre tabaquismo en el centro, destinada a la población en general.

La intervención de los profesionales de la AECC contó con la presencia de una treintena de asistentes en el salón de actos del centro, entre los que se encontraba el doctor responsable de Neumología, Francisco Roig; la jefa médica, Marta Sánchez; y la responsable de Admisión y Atención al Paciente, Gema Sánchez.

El doctor Santiago Méndez y el psicólogo Pedro Aguilar, miembros del Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la AECC de Madrid, tras una breve presentación de la jefa médica del hospital, Marta Sánchez, y Mati Pérez, comenzaron con sus respectivas intervenciones sobre la prevención del tabaquismo desde dos puntos de vista complementarios: médico y psicológico.

La charla de centró en la adicción física al tabaco así como de su nocividad. El doctor Méndez enfatizó sobre los receptores acetilcolinérgicos nicotínicos, que aumentan en número en el cerebro del fumador y permanecen un tiempo una vez que se ha dejado de fumar, “lo que conlleva un riesgo de caída o recaída si se vuelve a probar el tabaco”, afirmó.

Durante la conferencia se trató de la relación enfermedad y consumo de tabaco, con especial relevancia en el campo oncológico y en la patología respiratoria; explicándose la duración del síndrome de abstinencia desde el punto de vista físico -de 3 a 6 semanas-, así como la existencia de tratamiento médico del mismo. “Si bien, la elección y seguimiento del tratamiento debe hacerse con una consulta médica”.

Ambos profesionales, médico y psicólogo, enumeraron también los beneficios al dejar de fumar y respondieron sobre la marcha todas las preguntas formuladas en la sala. Una de ellas se refirió al cigarrillo electrónico, “que no se puede considerar un tratamiento para dejar de fumar y que lo que se inhala no es solo vapor de agua, pudiendo ser perjudicial para la salud”, señaló el doctor Méndez.

Pedro Aguilar desarrolló una intervención dirigida a explicar el proceso de la adicción al tabaco desde el punto de vista psicológico, así como las recomendaciones para poder abordar de una manera más eficaz un proceso de cambio “tan importante” como es dejar de fumar.

El psicólogo llevó a cabo un taller motivacional, complementario con todos los aspectos médicos planteados, para dejar de fumar, en el que se definió el tabaco como una droga y se planteó su adicción y sus tipos, los criterios diagnósticos, el proceso de dejar de fumar y las etapas del proceso de cambio de hábito.

Mati Pérez, por su parte, presentó a los asistentes la estructura de la AECC en Madrid y su compromiso con el voluntariado, la información y la investigación, principalmente. Expuso las características del Voluntariado de la AECC, donde destacó que “nuestro voluntarios son agentes de salud”. Asimismo, la representante de la AECC en el hospital de Valdemoro, dio importancia a la formación de los voluntarios en prevención y a las herramientas y recursos que se ofrecen desde la Asociación para dejar el consumo de tabaco.

Al término de las intervenciones, se pasó una evaluación entre el público que deparó un 9 de nota media y se procedió a realizar cooximetrías voluntarias a los asistentes, acompañadas de un breve consejo para dejar de fumar, con el objeto de medirles el nivel de monóxido de carbono en el aire respirado.

Actualmente, la AECC está presente en el Hospital ‘Infanta Elena’ con una coordinadora, dos colaboradoras -monitora de taller y coaching- y 13 voluntarios de la AECC, entidad que desempeña su labor en el centro desde 2009, dos años después de inaugurarse el centro hospitalario el 24 de noviembre de 2007.

En 2015, recuerda Mati Pérez, que es miembro del Comité Hospital sin Humo, la Dirección de Salud Pública de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid concedió la ‘Credencial de Oro’ al hospital valdemoreño por su implicación en la erradicación del tabaquismo.