Más de 200 comensales participan en la XXI Cena de Las Rozas de Madrid a favor de la AECC

Más de 200 comensales participan en la XXI Cena de Las Rozas de Madrid a favor de la AECC

Más de 200 comensales participaron en la XXI Cena Benéfica de la AECC de Las Rozas de Madrid, celebrada en la tarde-noche del viernes 16 de junio de 2017 en el Gran Hotel Attica 21, antes conocido como Gran Hotel Las Rozas. “Aunque ha cambiado la dirección del restaurante, nos han atendido igualmente de maravilla”, declara Mercedes Muro, presidenta de la AECC local, muy satisfecha por el resultado obtenido en la cena.

José de la Uz, alcalde de la localidad, acompañado por su esposa y por un buen número de ediles tanto de Gobierno como de la oposición, no quiso perderse la oportunidad de asistir de nuevo a la llamada de la AECC.

Por parte de la AECC, Javier Prado, vicepresidente de la Junta de Madrid, asistió a la cena, como ha hecho en los últimos años, para acompañar a la presidente de la Junta local en una de las citas más importantes de la Asociación en la localidad. Prado y la propia presidenta agradecieron, al inicio de la cena, la asistencia del alcalde y del resto de invitados, entre los que se encontraban los párrocos de las iglesias de San Miguel Arcángel, don Fernando, y de Las Matas, don Ramón; el empresario Guillermo García, de Maserco, y otras caras conocidas de la sociedad roceña.

Tras el cóctel y la cena, llegó la hora de los postres. Momento en el que el presentador, humorista y maestro de ceremonias, ya tradicional en la cena de la AECC, Javier Quero actuó para los presentes, al igual que Raúl Pérez Calcio, otro humorista muy querido entre los asistentes al acto. De manera individual, a modo de monólogo, y conjunta, ambos ambientaron la velada al tiempo que se preparaba la tradicional subasta y el sorteo de los regalos.

Otro de los momentos más esperados de la noche fue la citada subasta, protagonizada este año por tres pinturas y dos camisetas de fútbol. Las obras fueron aportadas por Alejandra Quirós, una acuarela de Helena Maclean y una Virgen del Retamar, de María Jesús. En cuanto a las camisetas, se subastaron una del Club Atlético de Madrid firmada por su capitán, Gabi Fernández; y una segunda del Málaga Club de Fútbol, cuyo primer equipo es entrenado por el ex internacional madrileño Míchel González.

Entre los obsequios del sorteo final, donados por decenas de tiendas, comercios, empresas y entidades locales, se encontraban televisores, monitores, joyas, productos cosméticos, cestas de frutas, jamones, peluches, sombreros y hasta ‘packs’ de la Casa de Alba, con su aceite, miel y galletas. Todo ello con un solo fin, contribuir económicamente, una edición más, a la lucha contra el cáncer de Las Rozas.