Un millar de niños y niñas corren la ‘Silvestriña’ Solidaria con el Rayo Vallecano y el apoyo de la AECC

Un millar de niños y niñas corren la ‘Silvestriña’ Solidaria con el Rayo Vallecano y el apoyo de la AECC

Un millar de niños y niñas acudieron en la soleada matinal del sábado 26 de diciembre a la Ciudad Deportiva del Rayo Vallecano, en el barrio madrileño de Vallecas, para participar en la primera edición de la ‘Silvestriña’ Solidaria, carrera infantil con fines benéficos, con guiño incluido a la Carrera de San Silvestre, organizada por la Fundación Rayo Vallecano y el Club La Mancha Amarilla, de la localidad de Rivas-Vaciamadrid.

Los participantes se inscribieron en la competición benéfica aportando alimentos o juguetes para la Asociación de Cooperación y Apoyo Social a la Integración Escolar (ICEAS) y se distribuyeron en seis categorías, de ‘chupetines’ a juveniles, pasando por benjamines, alevines, infantiles y cadetes. Obviamente, a la numerosa presencia de atletas se unieron la de centenares de padres y familiares de éstos, lo que hizo mucho más multitudinaria la iniciativa del Rayo Vallecano.

Junto a toda la logística de la carrera, organizadores y patrocinadores -una docena- se unió la presencia de la AECC de Rivas-Vaciamadrid, con su presidenta a la cabeza, Nieves Estévez, a través de un stand donde se transmitía a los deportistas más pequeños mensajes de alimentación saludable, con el lema ‘Comer bien ¡es divertido!’. En dicho stand, adornado con frutas y verduras para hacerlo mucho más sugestivo, se entregaban folletos informativos y pirámides nutricionales a los que hasta allí se acercaban. La relación de la AECC de Rivas-Vaciamadrid con este evento fue a través de su estrecha relación con el Club La Mancha Amarilla, ya que ambos tienen su sede en la misma localidad y la entidad atlética colaboró de lleno en la organización de la pasada Carrera ‘AECC en Marcha’ celebrada en de la localidad.

Tras la competición atlética, los participantes recibieron bolsas del corredor con regalos, alimentos y bebidas, algunas de ellas proporcionadas a través de la AECC, y los más pequeños, peluches conmemorativos bajo el lema genérico del evento ‘Corre como un Rayo’.