Protección solar y prevención del cáncer de piel

El Departamento de Prevención y Promoción de la Salud de la aecc Madrid, representado en esta ocasión por el psicólogo Pedro Aguilar y el médico Santiago Méndez, ha impartido una conferencia/taller sobre protección solar y prevención del cáncer de piel.

En la primera parte, de contenido médico, se han expuesto de forma sencilla, la estructura y función de la piel y su importancia para el organismo. Pasando rápidamente por la descripción de la radiación solar y haciendo énfasis en la importancia de la radiación ultravioleta que, dada su capacidad para interactuar con el ADN, molécula portadora de la información genética necesaria para el funcionamiento celular. Posteriormente se han repasado los efectos fisiológicos de la radiación de la piel (síntesis de vitamina D, regulación de biorritmos, etc.) y los perjudiciales (envejecimiento cutáneo, posibilidad de lesiones premalignas y cánceres). También, de manera breve, se ha hecho referencia a la acción de la radiación solar sobre los ojos, señalando la necesidad de protegerlos. Posteriormente se han propuesto las medidas protectoras, principalmente las denominadas físicas (camisetas, gorras, sobreros, gafas solares, etc.) y la fotoprotección mediante cremas de protección solar. Se han indicado la cantidad necesaria para que sea eficaz, así como la manera de administrarla. Especialmente importante es proteger a los niños.

Posteriormente, en la parte psicológica se ha mostrado cómo puede influirnos lo que piensen los demás, estando sumidos en una sociedad donde prima más la estética del moreno que la salud. Se ha mostrado la importancia de la influencia social mediante unos vídeos y posteriormente se ha realizado un taller sobre cultura solar. Mostrando diversas situaciones, las asistentes han podido conocer cuál es su actitud frente a la exposición solar, proponiendo algún cambio para mejorar la relación con el sol desde el punto de vista de la salud. Se han mostrado fundamentalmente 4 actitudes: la de la exposición solar, la cultura del moreno, la de las cremas protectoras y la de la protección solar, que es, al fin y al cabo, la que se debe fomentar.

Dado que la procedencia de las personas que han asistido era variada, se ha propuesto la determinación del fototipo por parte de las propias alumnas, quedando representado todos los fototipos existentes excepto el tipo 1.

Las intervenciones han sido bien acogidas, demostrado por el alto nivel de participación con diversas preguntas sobre protección solar en los niños, en otros ámbitos fuera de la piscinas y en la importancia de no dejarnos influir por el entorno actual de la cultura del moreno.