Radiólogos y oncólogos portugueses conocen de primera mano el sistema digitalizado de mamografías que realiza la AECC

Radiólogos y oncólogos portugueses conocen de primera mano el sistema digitalizado de mamografías que realiza la AECC

Una delegación de radiólogos y oncólogos procedente de varios hospitales de la región del Algarve, al sur de Portugal, ha visitado en la mañana del martes 17 de mayo Madrid para conocer el funcionamiento de los sistemas digitalizados de cribado poblacional de cáncer de mama con los que cuenta la Junta de Madrid de la AECC.

El radiólogo Gonzalo Martín, coordinador de la Campaña de Cribado de Cáncer de Mama de la AECC madrileña, recibió a la delegación lusa para mostrarles cómo se trabaja en su departamento, donde a diario recibe digitalizada toda la información de las mamografías realizadas en las siete unidades móviles con las que cuenta en la región, para que dichas imágenes se lean e informen por parte de los radiólogos y, una vez llevado a cabo este proceso, pasen a la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid,

En la misma jornada, la visita, acompañada por el doctor Martín, se desplazó al centro de la localidad de Alcalá de Henares, donde se encontraba ubicada una de las unidades de mamografía. Los radiólogos pudieron observar sobre el terreno las características del vehículo, que cuenta con equipamiento de la firma Emsor y tecnología Hologic / Lorad.

Los radiólogos portugueses tienen previsto modernizar su sistema de cribado, que actualmente está destinado a mujeres con edades comprendidas entre 50 a 65 años, en estrecha colaboración con la Liga Portuguesa Contra o Cancro (LPCC), homóloga de la AECC en la vecina Portugal y fundada en 1941.

La Campaña de Cribado de Cáncer de Mama en Madrid es pionera en España desde sus comienzos en 1998. En enero de 2013, el sistema utilizado pasó a ser digital, “con lo que todo el proceso se ha agilizado considerablemente, mejorando el servicio”, destacó el doctor Martín. Actualmente, las unidades de la AECC reciben entre 100.000 y 110.000 mujeres cada año, con edades entre 50 y 69 años. “La expedición portuguesa se ha llevado una grata impresión de nuestro trabajo”, sentenció el radiólogo de la AECC.