Representantes de 32 localidades madrileñas acuden a un encuentro anual de sedes locales de la AECC, que clausura su presidente Ignacio Muñoz Pidal

Representantes de 32 localidades madrileñas acuden a un encuentro anual de sedes locales de la AECC, que clausura su presidente

Setenta y un representantes de 32 juntas y delegaciones locales de la AECC en la Comunidad de Madrid asistieron en la mañana del martes 15 de noviembre a la sede de la Asociación madrileña a una jornada informativa, que tuvo como objetivo dar a conocer de primera mano las novedades de las distintas actividades que desempeñan los departamentos de la entidad destinadas al enfermo de cáncer y a su familia, y que pueden interactuar con el trabajo diario de las sedes locales.

Beatriz García-Lomas, directora de la AECC Madrid, adjetivó la sede local como “eje central de la Asociación”, además de dar la bienvenida y agradecer el trabajo a los asistentes al acto, convocado por Gloria de Blas, coordinadora del Área de Juntas y Delegaciones Locales, que se mostraba “muy satisfecha” por la respuesta obtenida por las representantes de la AECC, ya que este encuentro de ámbito general no se celebraba desde 2012 -al que asistieron 21 delegaciones-, aunque el año pasado se llevó a cabo uno similar en el marco de la prevención.

Junto a Gloria de Blas, estuvo presente en labores organizativas y de atención a los asistentes todo el plantel de sus colaboradoras directas en el departamento, compuesto por Isabel Ruiz, María Maldonado y Gabriel Valle.

La responsable de Trabajo Social, Begoña de Cevallos, fue la primera profesional en intervenir, dando a conocer los recursos sociales que ofrece la entidad y su propuesta de creatividad y cáncer, finalizando con un vídeo explicativo de todo un año repleto de iniciativas.

Seguidamente, la psicooncóloga Ana González ofreció su valoración sobre el trabajo que se lleva a cabo en el plano de la derivación e intervención de casos, muchos de ellos efectuados en las propias sedes locales.

Antes del descanso y un pequeño desayuno con el que se agasajó a los asistentes, la responsable de la Residencia Oncológica y de Innovación de la Asociación, Carmen Galatas, expuso a los asistentes toda la actualidad sobre el día a día del centro y de todo lo que ofrece a los residentes, adultos y niños, y a sus familiares.

Una de las nuevas aportaciones a la jornada fue la intervención de la componente del Departamento de Administración Beatriz Gallo, que expuso, con ejemplos prácticos, cómo afrontar administrativamente o financieramente los eventos organizados de manera directa o indirecta por las sedes locales, cómo facturar, qué se considera o no donativo, todo  los que puede rodear a una venta y la importancia del uso del logotipo de la AECC por un tercero, entre otros temas económicos o comerciales que puedan surgir anualmente y que las asistentes pudieron llevarse a sus casas en un documento.

El Departamento de Voluntariado fue el último en participar de la mano de la responsable del Voluntariado en Hospitales, Mónica Fraca, y de la coordinadora del Área, María José Meniz, que llevaron a cabo una intervención muy participativa, en la que las representantes locales trabajaron en varios grupos para poner en común experiencias y casos prácticos.

La guinda del encuentro fue puesta por Ignacio Muñoz Pidal, presidente estatal de la AECC desde el pasado mes de junio y también de la Junta de Madrid, que tomó la palabra a modo de clausura para transmitir su agradecimiento, “qué haríamos sin vosotros y vosotras…”. El presidente les habló del futuro de la AECC y de los objetivos que se ha marcado para su legislatura, tras los 63 años de historia de la entidad. “Nuestro reto es crecer en nuestra ayuda profesional y voluntaria al enfermo; y para los próximos cuatro años, tenemos que llegar a más personas y tenemos que llegar a más familiares de los que estamos llegando hasta ahora; porque si no hacemos eso, nuestra Asociación perderá ese peso y reconocimiento que tenemos en la sociedad”. 

Muñoz Pidal, que dio un repaso pormenorizado a toda la oferta de la AECC madrileña al enfermo y a su familia, despidió el acto recordando la importancia tres aspectos: crecer en ayuda y apoyo a las personas con cáncer; llegar a más personas e incidir en destinar más recursos a la investigación. “Los investigadores se sienten muy agradecidos a la AECC”, sentenció.