A Santiago Contra el Cáncer 2014

A Santiago Contra el Cáncer 2014

Santiago de Compostela es el final del Camino. Un final soñado. Quizás sólo sea un simbolismo, pero cuando un grupo de corredores de León se propusieron correr hasta Santiago por el Camino Francés para recaudar dinero para la lucha contra el cáncer, llegar a la casa del Apóstol era algo más que una meta. Era echar una mano a la lucha contra el cáncer y ese sueño es que el final del camino sea siempre una sonrisa. La misma sonrisa que se ve en los rostros de los peregrinos que llegan al Obradoiro. Sonrisa mezclada con lágrimas de emoción, con el polvo del camino impregnado en cada pliegue de la piel, con la emoción a flor de piel, con los recuerdos vividos en muchos kilómetros de miel y hiel.

Este año el Camino vuelve a esperar. Queda mucho por recorrer para que el final del camino de la lucha contra el cáncer sea de sonrisas, pero del 27 al 29 de junio, 60 corredores y corredoras desgranarán sus emociones para llegar a Santiago y, de paso, remover conciencias y recaudar dinero. Unos pocos granos para un granero inmenso. Unos pocos, pero recogidos con el corazón.

Cada año son más. Cada año más gente los arropa. Un gesto que conmueve conciencias como se vio en la carrera de los 10 Kilómetros Universitarios de León donde corredores que han estado en los años anteriores y otros que se estrenarán este año,  dejaron sus muestras de apoyo a la iniciativa. Desde Víctor Alonso, todo un internacional con la selección española de balonmano que este año correrá como uno más en ese grupo de corredores anónimos, hasta el último de esos relevistas que llevarán desde León hasta Santiago la llama de la lucha contra el Cáncer.

Por ellos, por los que les apoyan, por los que no han podido llegar al final de su camino de espinas….   por todos, toca correr contra el cáncer.