El Torneo de la AECC, con 82 parejas, se consolida a la cabeza de las citas benéficas de bridge de Madrid en su 15ª edición

El Torneo de la AECC, con 82 parejas, se consolida a la cabeza de las citas benéficas de bridge de Madrid en su 15ª edición

“En este juego ocurre a veces como en el ciclismo, ya que puede haber un esprint final que cambie al líder”, señalaba el árbitro Javier Valmaseda, que, junto a Marta Suárez del Villar, dirigió el juego en el XV Torneo de Bridge a beneficio de la AECC, celebrado en la tarde del martes 9 de mayo en el Real Club de Puerta de Hierro, de Madrid.

Valmaseda se refería, entre otros cambios en el liderato de la clasificación, tras once cambios o rondas de este a oeste, de las “buenas manos” de María Fernanda Panadero, 2ª clasificada junto a Carmen Cafranga en la edición de 2016. Panadero se mostraba sólida en gran parte del juego hasta la recta final, cuando la pareja formada por Carmen Spínola y María Cotoner, con 940.7 puntos y un porcentaje de 66,8, se alzó con el triunfo del torneo, considerado por un gran número de participantes como el más importante de los celebrados en Madrid con fines benéficos.

Con 909.8 y un 64,6%, Josefina Manglano y Eduardo Molero se hicieron con el subcampeonato, mejorando ambos en dos puestos su actuación en la edición anterior y relegando a una meritoria tercera plaza a los animadores del juego, en gran parte del mismo, Iliana Ramos y María Fernanda Panadero que se quedaron a 3.7 de los 900 puntos, con un porcentaje en el juego del 63,7.

Este año, la participación se cerró en 82 parejas -la última clasificada lo hizo con 446.9 puntos y 31,7%-, ligeramente inferior a la del año pasado, también celebrada en el mes de mayo; pero, a pesar, de ello, el montante de la inscripción y el alcanzado en la rifa de regalos llegó a los 11.000 euros, destinados íntegramente a la AECC de Madrid.

Cristina Alcocer y Blanca Sada, promotoras del torneo y vinculadas durante años a la lucha contra el cáncer, se mostraron satisfechas por la respuesta del público y la recaudación obtenida; prueba de ello fue, también, el agradecimiento transmitido expresamente al término del juego por la directora de la AECC Madrid, Beatriz García-Lomas, y por su responsable del Departamento de Programas, la doctora Cristina López-Ibor, que también puso en valor el apoyo de cerca de cuarenta empresas y particulares, además del propio Club Puerta de Hierro, que por quinto año consecutivo ha sido sede oficial del torneo, sin olvidarse del ejemplo de la jugadora más veterana, Mariví Leiva.

El juego, cuyo sistema elegido fue el denominado ‘Michaels’ y que se prolongó por espacio de poco más de tres horas, tuvo como descanso los espacios que posibilitaban los árbitros al grito de “¡cambio este a oeste!”. En ese momento, los participantes tuvieron algunos minutos para tomar un refrigerio, estirar las piernas o degustar, en el ecuador de la competición, una pequeña merienda, distribuida mesa a mesa por la organización, al igual que una bolsa corporativa de obsequios que les fue entregada a cada uno.

Tras una nutrida entrega de premios -para las 39 primeras parejas clasificadas-, presidida, un año más, por el delegado de Bridge del Real Club de Puerta de Hierro, Álvaro Martínez Avial, se procedió al tradicional y esperado sorteo de obsequios, esta vez con cerca de medio centenar de regalos, entre los 164 participantes, en su mayoría femeninas, como suele ser habitual, alcanzando esta vez el 88% de la inscripción.

La AECC de Madrid agradeció la colaboración en esta edición al Real Club de Puerta de Hierro y a las firmas Clarins, Mugler, Dehesa de La Sabina, Martúe, Nely Chelala, Kiehl´s, Marqués de Vargas, Dior, Chanel, Shisheido, Jo Malone, Colores da Terra, El Almacén de Loza, Jacinto Rodríguez, Alibey, Aveda, Taberna Gaztelupe, Hacienda Zorita, Telefónica, Loft 39, Naveira do Mar, Quintín, Hotel Enclave Las Caldas, Aquaxana Ecotermal, Hotel Compostela, Movierecord, Scarpe Diem, Barri Twice, Óptica Aravaca,  Santa María Novella, Ten con Ten, Juan Pan Soraluce - Cerámica,  Las Caldas Villa Termal, Hotelius Club y los particulares Inés Peña Albizu, señores de Navarro (don Virgilio), Paloma Marías y la pintora Mayte Spínola, que entregó personalmente una obra cedida para la ocasión.

Clasificaciones