El VPH y su prevención, aportación de la AECC y su doctora Cristina López-Ibor a la VII Semana de la Salud de Móstoles

El VPH y su prevención, aportación de la AECC y su doctora Cristina López-Ibor a la VII Semana de la Salud de Móstoles

El Virus Papiloma Humano (VPH o HPV) es una infección altamente común. “Se considera que más del 70% de la población estadounidense con una vida sexual activa está infectada por VPH”, apuntó, como ejemplo, la doctora Cristina López-Ibor, responsable del Departamento de Programas de la AECC de Madrid, en el transcurso de una conferencia, titulada ‘VPH  en el hombre y en la mujer y su relación con el cáncer’, impartida en la matinal del martes 19 de abril en el Centro de Participación Ciudadana ‘Juan José López’ con motivo de la VII Semana de la Salud de Móstoles.

Tras la bienvenida de la concejala de Bienestar Social, Sanidad e Igualdad del Ayuntamiento de Móstoles, Ana María Rodrigo, y la presentación de la ponente por parte de la presidenta de la AECC de Móstoles, Isabel Mateos, además de ofrecer un repaso por todos los programas que ofrece la asociación, dio comienzo la charla ante un salón repleto -cerca de un centenar-, con algunos asistentes con deficiencia auditiva y que contaron con tres intérpretes de lenguaje de signos.

El VPH posee una alta prevalencia y se encuentra muy extendido entre la población; “pero a pesar de ser muy frecuente, la probabilidad de que se desarrolle un tumor es muy pequeña”, señaló López-Ibor, que apoyó su exposición en imágenes, gráficos y datos estadísticos.

La especialista detalló el virus en cuestión, adjetivándolo como icosaédrico, sin envoltorio, con una doble cadena de genoma de ADN, circular, con ocho mil pares de bases y muy circunferencial. “El VPH no es un único virus. Es una familia de virus”, que diferenció en dos grandes grupos: mucosales y no mucosales. Estos últimos producen lesiones cutáneas en la piel, como las verrugas. “En principio, sin tipo alguno de riesgo que vaya a ir a más”.

En cuanto al segundo grupo, aparecen de alto y bajo riesgo, según subgrupos numéricos. “De bajo grado son el 6, 11,… y éstos producen lesiones de bajo grado, verrugas en zona genital y papilomas laríngeos; y de alto grado, 16, 18, 31, 45,… que también son lesiones de bajo grado, pero dejadas evolucionar durante tiempo largo pueden derivar en un cáncer”, aseguró.

“Estamos hablando de que este virus es el más frecuente en transmisión sexual”. La doctora aportó que el 70% de las personas han estado o estarán en su vida en contacto con el VPH, “aunque una persona infectada no quiere decir que sea de por vida, ya que el virus desaparece solo”.

Para prevenirlo, expuso varias medidas, como los métodos barrera, como el preservativo, y vacunación. Asimismo, explicó cómo se produce la infección, “tiene que ser por contacto físico y directo, piel con piel”. Especificó también que el porcentaje de contagio se incrementa en la población homosexual y que es más fácil contagiar la infección de hombre a mujer. Aunque el 75% de las infecciones “se aclaran” al cabo de un año, especialmente en el hombre.

La doctora trató como factores de riego la edad de la primera relación sexual, el número de parejas, las relaciones no protegidas y su frecuencia, antecedentes de otras enfermedades de transmisión sexual, la no circuncisión en los varones, alguna inmunodeficiencia, tabaquismo y alcohol, la promiscuidad sexual e incluso el nivel cultural.

La doctora trajo a colación un estudio sobre la incidencia acumulada en 24 meses en universitarios estadounidenses, en 2007, en donde el 62,4 % de la población universitaria está infectada, y lo está en poco tiempo, destacando que en los hombres las infecciones eran menos persistentes.

La infección no cuenta con tratamiento en la actualidad. Se puede detectar de manera precoz a través de una citología o prueba del ‘papanicolau’, para buscar este virus. Desde hace unos años, existe una vacuna que evita la infección por los virus relacionados directamente con las lesiones premalignas. La vacuna protege e inmuniza.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señala que el VPH se asocia al cáncer en un 2% en el hombre y en un 11% en la mujer, sobre todo en el cuello de útero. López-Ibor detalló el amplio proceso de la infección desde el mismo contagio hasta los quince años y las formas de tratarlo.

Finalmente, y antes de responder las numerosas preguntas que le formuló el público asistente, la doctora dio a conocer los dos tipos de vacuna que incluye en este caso la Comunidad de Madrid, a las que se puede sumar un tercer tipo, aprobado internacionalmente a finales de 2015, con las que unidas a las revisiones ginecológicas hacen que la prevención y el diagnóstico precoz “sea lo esencial de mi charla de hoy”, apostilló. Por su parte, en el hombre, a pesar de que el 75% se infecta a lo largo de su vida, no hay tratamiento y “es mucho más difícil detectar el cáncer”.