Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

La AECC impulsa un estudio que descubre cómo atacar a las células madre del cáncer de páncreas

Proyecto dirigido por:
Dr. Bruno Sainz

El grupo de investigación liderado por el Dr. Bruno Sainz en colaboración con otros grupos de investigación y con el impulso de la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC), ha encontrado una vía para atacar a las células madre del cáncer de páncreas. 

El equipo de investigadores del Instituto de Investigaciones Biomédicas "Alberto Sols" (IIBM-UAM) ha identificado que uno de los puntos débiles de estas células madre es su metabolismo. En ellas han encontrado un gen, llamado ISG15, que produce una molécula capaz de modificar y regular diferentes procesos y componentes clave en el metabolismo de las células. 

Utilizando la herramienta de edición genética CRISPR, los investigadores han atacado a este gen, comprobando que se pone en un aprieto a las células madre tumorales. Concretamente, se ven afectadas sus mitocondrias, que son la maquinaria fundamental que necesitan las células para producir energía y un componente relevante en múltiples procesos de su metabolismo. 

El cáncer de páncreas es uno de los tumores con menor supervivencia, principalmente porque es difícil diagnosticarlo a tiempo y además es muy resistente a los tratamientos actuales. Las células madre tumorales tienen la capacidad de ser moldeables y adaptarse incluso a las situaciones más extremas, pudiendo así resistir a los tratamientos y regenerar el tumor provocando recaídas. Por este motivo es necesario estudiar cuáles son los procesos que permiten a estas células adaptarse, encontrar su talón de Aquiles y atacarlas para conseguir el éxito de los tratamientos eliminando este elemento resistente. 

La estrategia de atacar al ISG15 estudiada por los investigadores no destruye a las células madre tumorales, pero sí ataca su metabolismo y las hace perder su poder para adaptarse, resistir el tratamiento y regenerar el tumor. Por tanto, atacar a su metabolismo podría ser un gran paso para mejorar las terapias cáncer de páncreas. 

Te puede interesar: