Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Un análisis para detectar el riesgo de recaída en cáncer tras una operación

Proyecto dirigido por:
Dr. Héctor Peinado

Los avances de un proyecto de investigación liderado por el Dr. Héctor Peinado, cofinanciado por una ayuda de la AECC, pueden permitir anticiparse a una recaída tras una operación en pacientes de melanoma.
Este grupo de investigación del Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas (CNIO), en su trabajo coordinado con otros grupos del mismo centro,  ha aplicado una novedosa técnica llamada biopsia líquida, basada en un análisis de rastros de células tumorales en fluidos del cuerpo para analizar el contenido del líquido linfático que se puede extraer en un drenaje a los pacientes con melanoma que son intervenidos en una operación quirúrgica, un fluido que normalmente se desecha. 

En este líquido, por primera vez, han analizado las vesículas extracelulares de un tumor, unas pequeñas ‘’bolsas’’ o ‘’paquetes’’ con información que expulsan las células tumorales para mandarlas a otras partes lejanas del organismo. Estas vesículas son una especie de ‘’mensajeros tumorales’’ que llevan su recado a otros órganos para así, poder extenderse por el cuerpo ‘’preparando el terreno’’ para una futura metástasis.

Los resultados de esta investigación han dilucidado que en este líquido hay una mayor cantidad de vesículas extracelulares que en el plasma sanguíneo (el fluido en el que se suelen analizar este tipo de vesículas). Los investigadores han visto que en el interior de dichas vesículas se puede encontrar una gran cantidad de moléculas que son buenos biomarcadores específicos de este tipo de cáncer, signos que van a permitir caracterizarlo y conocerlo mejor para posibles tratamientos.  

Además de ello, han conseguido detectar a partir de las vesículas extracelulares mutaciones en un gen llamado BRAF, las cuales son comunes en melanoma y, además, buenas indicadoras de que un paciente va a sufrir una recaída. Por tanto, este es un avance importante ya que permitiría reducir el riesgo de recaer en la enfermedad en los pacientes con melanoma, uno de los tumores con mayor capacidad metastásica. Si se consigue detectar una futura recaída a tiempo, se podría aplicar un tratamiento adicional tras la cirugía para poder prevenirla.  

Te puede interesar: