Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Estudio de la importancia del sistema inmunitario en el tratamiento para un modelo de tumor cerebral

160000.00
Proyecto dirigido por:
Dra. Rocío Talaverón

Los gliomas son los principales tumores cerebrales primarios. Dentro de estos tumores, el más frecuente y agresivo es el glioblastoma multiforme. A pesar de los avances en cirugía, radioterapia y quimioterapia, la esperanza de vida media de los pacientes que padecen este tumor es baja a diferencia de otros tumores.

En el grupo de investigación de la Dra. Arantxa Tabernero se busca revelar cómo una molécula, la conexina 43 (Cx43), puede ejercer efectos antitumorales cuando se inhibe a un gen llamado Src, implicado en el desarrollo del cáncer (oncogén). Basándose en este mecanismo, diseñaron una molécula (péptido) que penetra en la célula y realiza el mismo efecto anti-tumoral que la Cx43. Este péptido ha demostrado un efecto antitumoral en un modelo de glioma en ratón. 
Cada vez hay más evidencias que sugieren que el microambiente en que rodea al tumor contribuye de manera determinante en la formación de gliomas, su progresión y su respuesta al tratamiento. El cerebro dispone de un sistema inmune propio que interviene en la progresión de estos tumores. La microglía y los macrófagos son las principales células inmunitarias implicadas en este proceso. Su principal función es mantener la homeostasis cerebral, es decir, que todo funcione correctamente en el cerebro. En los gliomas malignos, hasta un 30% de la masa tumoral puede estar constituida por asociaciones de estas dos células inmunes. Aunque muchos estudios sugieren que la microglía promueve la progresión de los gliomas, aún queda mucho por saber sobre los distintos papeles que desempeñan la microglía y los macrófagos antiinflamatorios en los gliomas malignos. Datos preliminares nos hacen pensar que nuestro péptido influye en las células de microglía de manera que éstas contribuyen al efecto antitumoral del péptido.