Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Impacto de los ácidos grasos de nuestra dieta sobre el proceso de metástasis

160000.00
Proyecto dirigido por:
Dra. Magdolna Djurec

La capacidad de las células tumorales de invadir diferentes tejidos se define como metástasis. Aunque muy pocas células tumorales tienen potencial metastásico, las metástasis son la principal causa de muerte por cáncer. Sin embargo, hasta hace poco se desconocía la identidad de las células metastásicas, lo que ha impedido el desarrollo de terapias dirigidas a parar este proceso tumoral. 

En 2017 hemos identificado las células metastásicas de varios tipos de tumores (entre ellos los de la cavidad oral, mama, ovario, hígado, y piel). Este importante hallazgo nos está permitiendo estudiar las características especiales de las células metastásicas en gran profundidad. Por ejemplo, hemos visto que las células metastásicas requieren ingerir ciertos ácidos grasos de nuestra dieta, como el ácido palmítico, para poder ejercer su potencial metastásico. Estos resultados son muy interesantes, pero a la vez preocupantes, ya que implican que existe una relación entre la cantidad y el tipo de grasas que consumimos, y la metástasis tumoral. Este descubrimiento también nos está permitiendo desarrollar terapias con un fuerte potencial anti-metastásico, basadas en bloquear la capacidad de las células tumorales de absorber grasas. 

Sin embargo, aún nos queda mucho por saber sobre las células metastásicas. Por ejemplo, aún no sabemos dónde están dentro de los tumores, o por qué son tan sensibles a ciertos tipos de grasas. ¿Por qué ciertas grasas promueven la metástasis de forma tan potente? En este proyecto, proponemos combinar varios tipos de tecnologías para estudiar estas preguntas con células tumorales derivadas directamente de pacientes con cáncer. Creemos que este proyecto puede incrementar significativamente nuestro conocimiento sobre la metástasis, y cómo está influenciado por nuestros hábitos dietéticos. Creemos que esto es relevante dada la gran cantidad de grasas que estamos consumiendo en la actualidad por nuestro tipo de alimentación, y porque la metástasis sigue siendo la principal causa de mortalidad asociada al cáncer. 

En definitiva, pensamos que nuestro trabajo podría contribuir significativamente a concienciar a la población sobre los riesgos de un alto consumo de ciertas grasas, y a contribuir a la necesidad de desarrollar nuevas terapias anti-metastásicas al impedir que los tumores puedan absorber estas grasas.