Asociación Española Contra el Cáncer

Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Nuevos avances en la investigación del cáncer colorrectal abren la puerta hacia una medicina personalizada

La investigación de la Dra. Rebeca Sanz, investigadora post doctoral con una ayuda AIO del 2010, pretende explorar la genética molecular del cáncer colorrectal con el fin de obtener nuevos métodos de diagnóstico y pronóstico de cáncer que permitan una mejor clasificación de los tumores.

Actualmente la estadificación del cáncer colorrectal se realiza mediante TNM. El sistema TNM se basa en el tamaño o extensión (alcance) del tumor primario (T-estadio I), el grado de diseminación a los ganglios linfáticos (N-estadio II) cercanos, y la presencia de metástasis (M-estadio III) o de tumores secundarios que se formen por la diseminación de las células cancerosas a otras partes del cuerpo.  Según esta escala, los estadios I y II tienen bajo riesgo de sufrir recaída, y el estadio III tiene un alto riesgo y los pacientes requieren de quimioterapia neo adyuvante (previa a la cirugía). Esta estadificación puede resultar insuficiente debido a que no detecta los tumores en estadio II con alto riesgo de recaída (20-30% de los casos) o los de estadio III con bajo riesgo de recaída, lo que supone un tratamiento quimioterapéutico innecesario.

Se conoce que estas diferencias entre los tumores, se pueden identificar a nivel molecular. Esta idea, abre el camino hacia una nueva clasificación de los tumores según que moléculas están más presentes en las células del tumor. Para ello, se realizó un análisis genético de muestras de cáncer de colon, con el objetivo de determinar que genes se encuentran en los tumores de mejor pronóstico.

Los resultados más recientes de su investigación han determinado que algunos genes solo se encuentran en tumores de peor pronóstico.  Además también se ha podido determinar que aunque no hay alteraciones moleculares específicas de los tumores de mejor pronóstico, si que existe una relación entre el pronóstico  y el sistema inmune, observando como  los tumores de mejor pronóstico poseen unos marcadores relacionados con la respuesta inmune en las células cancerosas que podrían servir para la clasificación de este subgrupo de tumores de mejor pronóstico. 

Estos resultados abren el camino hacia una medicina personaliza, más específica y más efectiva basada en la inmunoterapia de la cual se podrían beneficiar algunos subgrupos de pacientes con cáncer colorrectal.​ (Proyecto dirigido por la Dra. Rebeca Sanz, ayuda concedida en 2010).