Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Nuevos biomarcadores en el tratamiento del cáncer de pulmón.

Proyecto dirigido por:
Dr. Luis Montuenga

Los últimos avances del Proyecto de GC del Dr. Luis Montuenga, “Uso de estrategias moleculares de última generación para la identificación de nuevas dianas terapéuticas y marcadores pronósticos en tipos de carcinoma pulmonar pobremente caracterizados”, arrojan nuevos datos sobre la función de factores regulatorios que facilitaran una mejor prognosis del cáncer de pulmón.

De la misma forma que una sola palabra puede cambiar el sentido de una frase, el proceso del splicing puede también cambiar el sentido de los mensajes genéticos. Diferentes tipos de células, o una misma célula en distintas situaciones fisiológicas, pueden interpretar una determinada secuencia del genoma como parte de secuencia codificante o como secuencias a descartar. De esta manera es posible producir distintos mensajes genéticos a partir de una única secuencia genómica, un proceso que se conoce como splicing alternativo.

En el proyecto del doctor Montuenga, se han podido descubrir nuevas diferencias en el splicing de genes que pueden ser relevantes en la biología del cáncer de pulmón. Todas estas variaciones están reguladas por el factor regulatorio QKI, un supresor tumoral asociado a prognosis en cáncer de pulmón.

Como ya hemos visto, el splicing alternativo es un mecanismo de regulación de la expresión genética. En los últimos años, la importancia del splicing ha cobrado fuerza en relación a la prognosis en cáncer. En el cáncer de pulmón, se ha demostrado el impacto biológico de las variantes del splicing. La identificación de los reguladores clave que controlan el splicing será de gran utilidad para comprender qué papel juegan en la progresión del cáncer de pulmón.

El grupo del Dr. Montuenga ha aplicado una metodología muy fiable para una identificación a gran escala de variantes splicing diferencial en el cáncer de pulmón, que permite generar una lista de algunos de ellos que estarían asociados al cáncer de pulmón, revelando funcionalidad de alguno de ellos. Por otra parte, este estudio subraya el papel clave de QKI en el programa coordinado de splicing en el cáncer de pulmón. Se necesitarán análisis adicionales para explorar la relevancia de los cambios de splicing recientemente caracterizados, así como para evaluar su uso potencial como dianas terapéuticas o biomarcadores en el tratamiento del cáncer de pulmón.