Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

El papel de la microbiota vaginal frente a la infección por los virus del papiloma humano y el cáncer de cérvix

20000.00
Proyecto dirigido por:
Dra. María José López Espinosa

La vagina está habitada por una gran cantidad de microorganismos, desde bacterias y hongos hasta virus. Esta comunidad de microorganismos constituye la llamada microbiota vaginal, que interacciona constantemente con el cuerpo de la mujer. 

Aunque conocemos la existencia de dicha microbiota y sabemos que cuando está equilibrada es una barrera eficaz contra otros microorganismos patógenos, aún no podemos dar una respuesta clara a si dicha microbiota desempeña una función, o si aporta un beneficio al hospedador. En el caso específico de la microbiota vaginal, una cuestión fundamental y aún no resuelta es si los diferentes estados de dicha microbiota se relacionan con la infección por virus oncogénicos del papiloma humano (VPH). Una gran proporción de mujeres sexualmente activas serán infectadas a lo largo de su vida por dichos virus. La mayoría de estas infecciones desaparecerán, pero la infección crónica por estos virus es el factor determinante en la aparición del cáncer de cérvix (también conocido como cáncer de cuello de útero), así como otros cánceres ano-genitales. Sin embargo, aún no comprendemos bien cuáles son los factores de riesgo individuales implicados en la cronificación de la infección por VPH. 

El objetivo del estudio es caracterizar la microbiota vaginal y relacionar la composición de la microbiota con las infecciones por VPH oncogénicos y con el riesgo de sufrir lesiones en la cérvix en edades cercanas a la menopausia. Esta información podría ayudar a la prevención del cáncer de cérvix si permite identificar de forma temprana las mujeres con riesgo elevado de desarrollarlo.