Cuando colaboras con la AECC, tú también investigas

Un proyecto de la AECC ayuda a predecir uno de los efectos secundarios de la quimioterapia

Proyecto dirigido por:
Dra. Anna González Neira

El grupo de investigación de la Dra. Anna González Neira (Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas, CNIO), impulsado por la Asociación Española Contra el Cáncer (AECC) ha identificado nuevos factores genéticos que pueden ayudar a predecir efectos secundarios de la quimioterapia. Concretamente, el síndrome mano-pie, que puede llegar a provocar dolores intensos en las extremidades de los pacientes incapacitándoles para usar las manos y caminar, provocando que el tratamiento deba reducirse o abandonarse. 

Esta reacción se produce al utilizar un fármaco llamado capecitabina, que, en ocasiones, puede tener un efecto tóxico en algunos pacientes. En el estudio, se ha encontrado que la causa de ese efecto tóxico está relacionada con una alteración genética que afecta a los niveles de dos moléculas (R-Cadherina e Involucrina)  importantes en estructura y protección de la piel, desencadenando este síndrome. Por ello, los investigadores proponen comprobar esta alteración genética y los niveles de ambas moléculas en los pacientes antes del tratamiento para identificar aquellos que pueden ser más susceptibles y prevenir así riesgos frente a esta quimioterapia.

Te puede interesar: 

En la imagen:  Análisis de inmunohistoquímica de E-caderina (ECad) y R-caderina (RCad) en muestras normales de piel obtenidos de pacientes con cáncer de mama antes del tratamiento con Capecitabina. A diferencia de la proteína ECad (arriba), la proteína RCAD (abajo), se expresa mayoritariamente en las capas suprabasales de la epidermis que están implicadas en la aparición del síndrome mano-pie. /CNIO